POESÍA ERÓTICA (MÁS)

Ella lo abraza con pasión violenta,

sus miembros temblorosos, erizados.

Levanta la cara, ansiosa de besos,

y bebe el néctar de sus labios.

Y dice ¡no! y ¡no! todo el tiempo,

por modestia.

Y de su virtud nada queda.

Realiza plenamente el rito del amor

aunque las palabras no concuerdan.

* * *

Al llegar el amante hasta la cama

fue suelta, por sí misma, la faja.

De alguna forma quedó la ropa en mis caderas

sujeta por la cuerda del flojo cinturón.

¡Ah, mi amiga! Esto sólo me sí,

pero una vez en su abrazo

no recuerdo siquiera quién era yo

ni quién era él, ni qué ni cómo gozamos.

Traducción del sánscrito:

Benjamín Preciado Soiis

Mejor me gusta que comentemos Gracias

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: