¿LAS NUEVAS BABILONIAS?

CC

https://i2.wp.com/photo.goodreads.com/books/1188762548m/1817778.jpg

https://i2.wp.com/stilo.es/cine/estrenos/2008/semana38/images-cine/chile/cine_Chile-mision-babilonia.jpg

https://i2.wp.com/www.ganadineroytiempo.com/wp-content/uploads/2010/06/El-hombre-mas-rico-de-babilonia.jpg

 

 

http://eljineteinsomne2.blogspot.com/2007/09/olive-thomas-el-primer-escandalo-de.html

Olive Thomas: el primer escándalo de Hollywood

Publicado por GUILLERMO MAYR 2 de septiembre de 2007

Parece una ironía, pero el primer gran escándalo que sacudió a Hollywood no ocurrió en California, sino en París y tuvo una amplia repercusión no tanto por la personalidad de la actriz involucrada, sino por el nombre de sus famosos parientes. Kenneth Anger, periodista bien informado (nadie ha podido probarle el menor asomo de difamación en sus informaciones, a pesar del calibre de las historias que se cuentan en su libro “Hollywood Babilonia”), cuenta lo que vio un camarero del hotel Crillon de París, la mañana del 20 de septiembre de 1920 cuando fue a despertar a una de las huéspedes: “Una capa se hallaba tirada en el suelo y sobre ella yacía una joven desnuda. En una mano aprisionaba aún un frasco con cápsulas de bicloro de mercurio tóxico”. La chica se llamaba Olive Thomas, te­nía 22 años, era actriz famosa y antes de llegar a Hollywood había sido modelo de la revista de modas “Vogue” y bailarina en algunos espectáculos teatrales. El suicidio de la actriz fue sólo una parte de todo el escándalo. Las investigacio­nes policiales establecieron que la hermosa jo­ven frecuentaba los bajos fondos parisinos buscando la heroína a la que tan­to ella como su esposo, el también actor John “Jack” Pickford, estaban irremisi­blemente enganchados. Se especuló con que la causa de su suicidio fue el hecho de no haberla conseguido, pero las cosas se complicaron: Jack no era só­lo su marido, sino también el hermano de Mary Pickford, la impecable, ingenua “novia de América”, tal vez la estrella más famosa en la época del cine mudo. Mary había asestado un duro golpe a su pro­pio renombre cuando, poco antes, se había separado de su esposo para casarse con su amante, Douglas Fairbanks, legitimando una unión que hasta entonces era clan­destina, y con quien -unos meses antes- junto a Charles Chaplin y David W. Griffith, había fundado una de las productoras más famosas de Hollywood: la United Artists. Ahora, el escándalo de su hermano vol­vía a poner su nombre de penosa actua­lidad. Mary y Douglas lo negaron todo, buscando salvar al menos el buen nom­bre de Jack. Pero no pudieron evitar que el propio viudo terminase reconocién­dolo todo: cuando las noticias llegaron a Estados Unidos, Jack se sometía a una muy publicitada cura de desintoxicación.
Fue el comienzo de una verdadera ca­tarata de escándalos que sacudieron, en pocos meses, a la sociedad americana y desataron la primera “caza de brujas” contra la gente del cine. Monseñor Mundelein, obispo católico de Chicago, pu­blicó poco después del affaire un incen­diario panfleto. Lo llamó “El peligro de Hollywood: una advertencia para los jó­venes”, y fue el origen de la censura moral y política en el cine norteameri­cano, supuestamente el más democrá­tico, el más limpio y reluciente del mundo

Mejor me gusta que comentemos Gracias

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: