¿QUÉ ES ECHAR UN POLVO? QUÉ BELLEZA! ¿Cuál es el momento del primer placer de un ser humano?

CC

La representación gráfica explícita de las fantasías sexuales no es algo nuevo. Hacia 1820, mucho antes de la eclosión del cómic erótico, el maestro del grabado japonés Katsushika Hokusai creó este deslumbrante grabado que, bajo el título de El sueño de la esposa del pescador, representaba a una mujer copulando con un pulpo.

LA POESÍA ES UN ARMA QUE SE DISPARA SOLA COMO EL AMOR DE UN LOCO, Fernando Sarría

En este mismo blog se analizó la proposición “echar un polvo” en http://lacomunidad.elpais.com/cortesamador/2009/1/1/echar-polvo

Acepciones :

Echar un polvo, follar, hacer el amor: hay para elegir

“Echar un polvo”: imperativos de la programación biológica, encontrar un coño; una connotación no exenta de la paradoja de quien desea poner distancia entre su yo y su erección, convirtiendo la eyaculación en trofeo de caza, aunque ocultando al asustado personaje, uno mismo, que pese a todo es criatura pequeña y desamparada, y por tanto indefensa frente a esa parte del yo que demanda ternura y amor. Eché un polvo… viaje a la lisonja, a la broma, rubor, no saber decir. Eché un polvo, sano, lustroso, hijo de la primavera, hermano del buen comer y del buen dormir: eché un polvo. Probablemente es la mejor acepción, una acepción campechana sin necesidad de trofeos, nacida del humor de la madre naturaleza

“Echar un polvo” fornicación imperativa, como esa que nace acaso entre la seriedad de unas argumentaciones que pueden versar sobre, precisamente, el aburrimiento, la cadencia regular de esos periodo que, similares a un paisaje de dunas y horizontes planos -calor y ausencia de vegetación, sólo el rubio oleaje de la arena- dejan el cuerpo apto exclusivamente para el sueño. No obstante, cuerpo tenso dispuesto como agua de tormenta a abalanzarse violentamente sobre la tierra. Ariete espasmódico golpeando contra el fondo oscuro y húmedo. Apenas si hay tiempo para una caricia entonces. Acto desesperado y apremiante. Ser “un par de ásperas garras”, dice Eliot. El día cae entonces; a unos metros puede ronronear el disco duro del ordenador; la carne, blanca, despojada de ternura, vestida de una belleza fría, debe ser traspasada con el pedazo de desesperación que la tarde ha podido ir engendrando

Padre e hijo sobre la acepción ¿qué es echar un polvo?

Papá, papá, ¿qué es echar un polvo?

– Hijo (cierra el Marca, se pone todo serio…), echar un polvo es coger 50 euros, irte a una casa de putas, escoger a una tía y machacarla bien…
-Ah, vale…

Al cabo de un rato.
-Papá, ¿y una orgía? ¿qué es una orgía?
– ¿Una orgía?… Verás, hijo mío… Una orgía es coger 500 euros, irte a una casa de putas, escoger tres o cuatro, y …. Hasta que revientes!!
– Ah, vale…

10 minutos más tarde…
– Papá, papá, ¿qué es una bacanal?
– Eso es lo mejor, mira hijo, una bacanal es coger entre tu y tres o cuatro amigotes, con 5.000 euros, os vais a una casa de putas, cerráis por dentro, y os folláis a todo lo que se mueva.
– Ah, qué bien.

Y finalmente…
-Papá, papá … ¿Y hacer el amor? ¿qué es eso?
-¿Hacer el amor? Eso es una mariconada que se han inventado los catalanes para follar sin pagar un duro

Mejor me gusta que comentemos Gracias

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: