La China antigua y la China actual

CC

CIVILIZACIÓN: OCCIDENTE Y EL RESTO – Niall Ferguson

En 1405 zarpaba desde Nankín, China, la primera de las siete grandes travesías marítimas comandadas por el almirante Zheng He, el navegante más célebre de la historia china. Se trataba de una empresa pasmosa, por la cantidad de hombres embarcados, el número de naves involucradas y el tamaño de éstas: el barco del tesoro tenía una eslora equivalente a casi cinco veces la de la Santa María, la futura carabela de Colón. Durante una treintena de años, enormes flotas de juncos surcaron las aguas orientales, llegando en tres ocasiones hasta las costas occidentales de África; toda una demostración de empuje y poderío, acorde con el esplendor de la civilización china. El contraste con la Europa de entonces, un puñado de pequeños estados depauperados por las guerras y las epidemias, apenas podía ser más dramático. Menos de un siglo después, la realidad era muy distinta: el gigante chino optaba por dar la espalda al mundo, encerrándose en sí mismo, y una porción de Europa se ponía a la delantera en términos de desarrollo y expansión. Mientras en China se destruían los archivos de los viajes de Zheng He y se prohibían los viajes transoceánicos y la construcción de barcos de más de dos mástiles, españoles y portugueses competían por  el descubrimiento de rutas marítimas y por la conquista de tierras de ultramar, iniciando una era de predominio occidental que se  extendería hasta nuestros días.

Desde las pautas de organización económica hasta las modas en el vestir, pasando por la expansión geopolítica, la regulación de la vida social y el florecimiento de las artes y las ciencias, Occidente se ha erigido durante medio milenio en el modelo civilizacional por excelencia: una era de hegemonía que parece estar llegando a su fin. China se perfila en el horizonte como la nueva gran potencia económica, presta a tomar el relevo de los Estados Unidos y Europa –sin olvidar al Japón-. Otros países de la periferia, como India y Brasil, podrían secundar la hegemonía china.

Mejor me gusta que comentemos Gracias

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: