MÁS ALLÁ DEL BIG BANG

agosto 8, 2014

Favor sus opiniones


La sabiduría popular -y la rutina diaria- dice que las mujeres tienen más capacidad de realizar múltiples actividades a la vez

julio 4, 2014

C

PORQUE LOS HOMBRES NO ESCUCHAN Y LAS MUJERES NOENTIENDEN LOS MAPAS (Allan y Barbara Pease)

un estudio de la Universidad de Hertfordshire, en Inglaterra, lo demuestra -por primera vez- tras comparar a hombres y mujeres en su capacidad de organizar y realizar distintas tareas en una cantidad de tiempo determinado.

Los 50 hombres y 50 mujeres que participaron del estudio del Departamento de Sicología de esta casa de estudios tuvieron que realizar principalmente tres tareas: primero, simples cálculos aritméticos, luego encontrar restaurantes marcados en un mapa de la ciudad de Filadelfia y, finalmente, diseñar la estrategia de búsqueda de una llave perdida en un campo, para lo que debían dibujar su posible trayectoria en un cuadrilátero. A eso, los investigadores sumaban otro factor: mientras realizaban esas labores, las personas recibirían llamadas telefónicas donde les hacían preguntas de conocimiento general. Todo en ocho minutos.

El resultado: en las tareas más simples, como hacer ejercicios y buscar lugares en el mapa, hombres y mujeres tuvieron puntajes similares. Pero al sumar la creación de una estrategia para buscar las llaves perdidas, ellas marcaron la diferencia, elevando su puntaje final y demostrando que no sólo pueden hacer, sino planear más cosas a la vez.

http://eliax.com/index.cfm?post_id=7667
Científicos acaban de descubrir que el cerebro humano tiene un límite de cosas que puede hacer simultaneamente, y ese límite es exactamente dos cosas a la vez.El responsable de que podamos hacer dos cosas a la vez es la parte del cerebro llamada la Corteza Prefontal Media, la cual se auto-divide en dos parted lógicas a la hora de uno haces mas de una tarea, sin embargo en el momento que tratamos de hacer tres cosas nuestro cerebro entra en confusión y no podemos ser productivos.Esto explica por qué por ejemplo podemos manejar un auto y establecer una conversación a la misma vez, y quizas por qué existen tantos accidentes de personas que manejan, comen y hablan por celular a la misma vez…”El ejercicio de planificar la búsqueda de las llaves fue el que entregó mayor diferencia”, dice a La Tercera Keith Laws, profesor de neurosicología de la U. de Hertfordshire que lideró el estudio. El 70% de las mujeres lo hizo mejor que los hombres. “Las mujeres fueron más lógicas que ellos en su respuesta y mejores desarrollando un plan claro, mientras los hombres lo hicieron de forma más aleatoria”. Para Laws, hay dos explicaciones para esta habilidad: primero -y a diferencia de lo que se cree- ellas pueden organizarse y responder mejor cuando están contra el tiempo que los hombres, pues estos son más impulsivos. Segundo: ellas siempre realizaron más labores que ellos y por eso evolucionaron para coordinar diversas tareas en forma más eficiente.

Esa evolución, explica, se manifiesta en su cerebro. “El ejercicio claramente requería armar una estrategia, planear y  esas cosas están ligadas al área frontal del cerebro, el área 10, donde se administran las tareas simultáneas”, dice Laws. Y ellas la tienen más desarrollada, agrega.

La neuróloga de la Clínica<Las Condes Gisela Kueste explica que el área 10 del cerebro, ubicada en el lóbulo frontales -justo en la frente-  “es una de las más importantes en la cognición y en la función ejecutiva, que es la que permite desarrollar una o más tareas”. Además, señala, es un área “interconectada con varias regiones frontales y es muy importante en la planificación de labores”.

Otro dato interesante que arrojó el estudio es que en las demás tareas (los ejercicios aritméticos y la ubicación de lugares en un mapa) hombres y mujeres tuvieron resultados muy similares, aun cuando “la intuición es que los hombres serían mejores con los mapas o los problemas matemáticos, pero, en general, fueron igualmente buenos”, dijo Laws. Tampoco hubo diferencia entre quienes se decidieron a contestar el teléfono, mientras hacían las otras tareas dispuestas. “Su habilidad de responder estas preguntas generales tampoco fue distinta”, agregó el investigador http://latercera.com/contenido/741_277959_9.shtml

http://www.scribd.com/doc/687137/PORQUE-LOS-HOMBRES-NO-ESCUCHAN-Y-LAS-MUJERES-NO-ENTIENDEN-LO
http://www.oneblogfitsall.com/2010/03/las-mujeres-somos-de-venus-y-los.html
http://www.livescience.com/health/brain-multitasking-limit-100415.html

AGUJEROS NEGROS

febrero 21, 2014

C


DOCUMENTALES: Visiones de futuro. Revoluciones: inteligencia, biotecnología y cuántica

febrero 3, 2014

DOCUMENTALES: visiones de futuro

http://documentalesatonline.blogspot.com/2008/07/visiones-del-futuro2007-miniserie-de-3.html

http://videos1300.blogspot.com/2009/03/visiones-del-futuro-la-revolucion-de-la.html

http://elekitron.blogspot.com/2009/05/visiones-del-futuro-la-revolucion.html

http://www.tipete.com/userpost/peliculas-series-y-tv-gratis/visiones-del-futuro-historycableriplatinors

 


NEWTON vs EINSTEIN? RELATIVIDAD vs CUÁNTICA (la teoría de las cuerdas)

enero 27, 2014

La siguiene fue retirada

http://video.google.com/videoplay?docid=-5255389523709150608#


ROBOTS

enero 25, 2014

http://www.tu.tv/videos/history-channel-robot-soldiers-of-fut


¿ES ÁTOMO EL ÁTOMO? (modelos)

enero 25, 2014


CIENCIAS COGNITIVAS (reflexiones)

enero 17, 2014

REFLEXIONES EN TORNO A LA IDEA DE CIENCIA COGNITIVA
di Juan Canseco http://www.metabasis.it/2/frammenti/ricercaCanseco.pdf
Las ciencias cognitivas. Es un hecho que los únicos procesos cognitivos indiscutiblemente
tales son los procesos cognitivos humanos. En general los procesos cognitivos
humanos dependen del funcionamiento del cerebro, y consiguientemente una buena parte de los conocimientos neurofisiológicos son pertinentes para la comprensión de los procesos cognitivos (neuropsicología cognitiva, que formula hipótesis acerca de la arquitectura de los distintos procesos cognitivos con base en el estudio de las deficiencias cognitivas que acompañan a (y, se supone, son causadas por)
las lesiones cerebrales). Las ciencias cognitivas habrían de ser la psicología, la informática, las neurociencias, la lingüística, la filosofía, en la medida en que cooperan para un mismo fin, el de la comprensión de los procesos cognitivos (aunque parece ser mejor hablar en singular). Por otro lado, es una suposición común el que los procesos cognitivos humanos sean por lo menos en parte interpretables en términos de procesos neuro-cerebrales.

Como es bien sabido, existen distintas posiciones acerca de este particular: hay quien piensa que los procesos cognitivos simplemente son procesos neuro-cerebrales (reduccionismo), quien piensa que muchos procesos cognitivos tienen un “lado” o aspecto subjetivo que es irreducible a eventos neurofisiológicos objetivos (dualismo), y quien piensa que la forma en que solemos describir los procesos cognitivos es radicalmente inadecuada, y que los “verdaderos” procesos cognitivos podrán ser identificados únicamente cuando habremos comprendido mejor la forma en que funciona el cerebro (eliminativismo).
Algunas preguntas: “¿qué es el razonamiento?”, “¿qué es la comprensión del lenguaje?”, “¿en qué consiste tomar una decisión?” “¿qué es la comprensión del lenguaje?”. Se subraya que en este resumen la ciencia cognitiva (a diferencia de la psicología cognitiva) no se ocupa de los procesos cognitivos humanos, sino de los procesos cognitivos en general. De otra parte la filosofía, la ciencia cognitiva está vinculada a un principio que podemos denominar “vínculo de la realizabilidad mental finita”, y que puede ser ilustrado adecuadamente con un ejemplo. La mejor teoría del significado presente actualmente en el mercado filosófico es una teoría formal (llamada justamente “semántica formal”), elaborada por distintos lógicos y filósofos en el curso del siglo XX. En esta teoría, el significado de una frase está identificado con sus condiciones de verdad.
La ciencia cognitiva tiene numerosos antecedentes, filosóficos y científicos. Pero
como programa de investigación consciente esta disciplina nace de la deliberada
convergencia de la psicología cognitiva y de la inteligencia artificial, en los años cincuenta del siglo XX (Un episodio importante, que algunos identifican con el nacimiento de la ciencia cognitiva, fue el simposio sobre la teoría de la información que se desarrolló en el MIT del 10 al 12 de septiembre de 1956. Participaron en
este convenio, entre otros, el psicólogo George Miller, los informáticos y psicólogos Allen Newell y Herbert Simon, y el lingüista Noam Chomsky. Newell y Simon presentaron el primer programa de computadora capaz de demostrar teoremas, Miller propuso un famosísimo artículo sobre la capacidad de la memoria humana a corto plazo (Miller 1956) y Chomsky ilustró su perspectiva lingüística –la gramática generativa-transformacional).
La recién nacida psicología cognitiva había llegado a compartir estas convicciones a
través de la crítica del paradigma psicológico dominante a lo largo de las tres décadas anteriores, el comportamentismo. Para los comportamentistas (entre los más destacados, John B. Watson y Burrhus F. Skinner), una psicología que aspira a ser científica debe basarse exclusivamente en datos observables, y por ende, en los estímulos a los que un sujeto está expuesto y las respuestas observables que da a estos estímulos. Una psicología científica se debe limitar a develar, en condiciones experimentalmente controladas, las conexiones regulares existentes entre tipos de estímulo y tipos de respuesta; en ello consiste la totalidad de su contenido. Postular entes mentales no directamente observables –como habrán de hacer los cognitivistas, hablando de representaciones internas y de reglas para su elaboración– es, para los comportamentistas, enteramente ilegítimo y no científico, así como es ilegítima la misma noción de mente, a menos que por ‘mente’ se entienda  simplemente el comportamiento observable. Edward Tolman, Keane Eysenck y Chomsky criticaron radicalmente el comportamentismo. Además de esto, ya con anterioridad, en el estudio de la percepción, de la comunicación, de la formación de conceptos, los nuevos psicólogos ‘cognitivos’ (entre ellos Donald Broadbent y Jerome Bruner, además del ya citado Miller), se habían ido liberando poco a poco de la jaula de acero de la epistemología comportamentista, postulando estructuras y procesos ‘internos’, no observables, en la medida en que ello parecía necesario para explicar plausiblemente el comportamiento complejo de los seres humanos; de manera completamente análoga a como hacían otras ciencias, como la física y la biología, para introducir entidades teóricas –desde electrón hasta el gen– con la finalidad de explicar los fenómenos de los que se ocupaban. En estas nuevas investigaciones psicológicas se afirmaba progresivamente el modelo de la elaboración de información

Anexo: ¿De dónde viene, entonces, la idea de inteligencia artificial?
La hipótesis de la posibilidad de la inteligencia artificial deriva de cconsiderar que la inteligencia natural se relaciona estrechamente con elaboraciones de información y sus procesos (tesis de la naturaleza computacional de la cognición” y “tesis del carácter abstracto de las computaciones”).

La inteligencia artificial, en sí misma, es una empresa tecnológica: se trata de
construir máquinas (y sobre todo programas) que realicen determinados algoritmos,
aquellos con los que hemos identificado las distintas actividades inteligentes que
deseamos realizar. De todas formas, es claro que ésta presupone que los algoritmos –de comprensión, de visión, de razonamiento, etc.– hayan sido identificados; o, en otras palabras, que se haya dado una respuesta –en el segundo de los niveles de Marr– a preguntas como: ¿qué es la comprensión de lenguaje? ¿Qué es la visión? ¿Qué es el razonamiento? Responder a estas preguntas es justamente el cometido de la ciencia cognitiva. La ciencia cognitiva es el estudio de los procesos cognitivos al nivel de los algoritmos.
En el perçido de la aparición de las ciencias cognitivas nacía la que, a partir de los años sesenta, se habría empezado a llamar ‘inteligencia artificial’. También aquí tenemos una fecha de nacimiento convencional, que corresponde al largo simposio que tuvo lugar durante el verano de 1956 en el Dartmouth College, y en el que participaron, entre otros, John McCarthy, Marvin Minsky y nuevamente Newell y Simon. Como hemos bosquejado (apartado 1), la inteligencia artificial no es una disciplina científica –no es el estudio científico de un cierto dominio de objetos– sino más bien un programa de investigación tecnológica: el objetivo de la inteligencia artificial era la realización de programas de computadora capaces de prestaciones que cualquier observador desinteresado habría denominado ‘inteligentes’, como por ejemplo jugar ajedrez, o demostrar teoremas de lógica o de geometría. De hecho, los primeros investigadores en inteligencia artificial insistían en la plausibilidad cognitiva de sus programas, es decir, en el hecho de que estos no eran solamente capaces de prestaciones  inteligentes, sino que daban lugar a procedimientos ‘humanoides’, análogos a aquellos que siguen los seres humanos en la resolución de problemas. Fue solamente más tarde, a partir del inicio de los años setenta, que habría
surgido y se habría ido afirmando progresivamente una perspectiva distinta, esa que
hemos denominado ‘orientada a la prestación’ (véase apartado 2. Ver desarrollos de la inteligencia artificial en el artçiculo que ha sido la base de apoyo de este resumen. http://www.metabasis.it/2/frammenti/ricercaCanseco.pdf. Este trabajo tiene una excelente y extensa bibliografía de gran interés para los interesados).


Innovar con perspectiva holística

diciembre 6, 2013

cc

Innovar: un asunto de ecosistemas

http://tecnologia.elpais.com/tecnologia/2012/08/03/actualidad/1344024228_501571.html

http://mediateca.fundacion.telefonica.com/visor.asp?e7546-a14899

http://www.oecd.org/sti/scienceandtechnologypolicy/oslomanualguidelinesforcollectingandinterpretinginnovationdata3rdedition.htm

http://nandimobile.com/

http://nandimobile.com/gripeline.html


ÍNDICES: GLOBAL DE PAZ Y PERCEPCIÓN DE LA CORRUPCIÓN

noviembre 23, 2013

Como todos los años, la organización Vision of Humanity ha elaborado el ranking del ‘Indice Global de Paz’. Este ranking mide factores nacionales así como las relaciones de cada país con los demás, entre ellos, por ejemplo: gasto militar, educación, desempleo, reyertas, respeto a los derechos humanos, etc.
En 2008, Irlanda ocupa el 6º puesto mundial (4º puesto entre los países europeos), encabezado por Islandia. El año pasado ocupaba el 4º puesto. España, por comparar con algo conocido, ocupa el puesto 30º (en 2007, el 21º). Este año se han analizado 140 países. La lista se puede ver en este enlace: Vision of Humanity – Global Peace Index 2008 (http://www.visionofhumanity.org/gpi/results/rankings.php) (Pinchando sobre cada país se pueden ver los elementos analizados y la puntuación obtenida en cada uno de ellos. La página está en inglés) Por ejemplo se puede pinchar sobre el número 97 que corresponde a “United States of America”
http://fertxu.wordpress.com/2008/12/27/indice-global-de-paz-2008/

La organización internacional Transparencia Internacional (http://www.transparency.org/news_room/in_focus/2008/cpi2008) publica desde 1995 el Índice de percepción de la corrupción que mide, en una escala de cero (percepción de muy corrupto, colores oscuros ) a diez (percepción de ausencia de corrupción colores claros como amrillo o anaranjado), los niveles de percepción de corrupción en el sector público en un país determinado y consiste en un índice compuesto, que se basa en diversas encuestas a expertos y empresas. Ranking 2001-2008

El IPC 2008 clasifica 180 países (la misma cantidad que el IPC 2007).[1]
Dinamarca, Nueva Zelanda y Suecia comparten la mayor puntuación, de 9,3, seguidos inmediatamente por Singapur, con 9,2. Al final de la lista se ubica Somalia, con 1,0, precedida por una estrecha diferencia por Iraq y Birmania, con una puntuación de 1,3, y por Haití, con 1,4.[1]
Si bien los cambios en la puntuación del Índice no se producen rápidamente, se han registrado modificaciones significativas en las estadísticas correspondientes a algunos países, tanto en el extremo superior como inferior del IPC. Un análisis de las encuestas incluidas tanto en el Índice 2007 como 2008 indica que existen descensos significativos en las puntuaciones de Bulgaria, Burundi, Maldivas, Noruega y el Reino Unido. Del mismo modo, pueden identificarse mejoras significativas en términos estadísticos en Albania, Chipre, Georgia, Mauricio, Nigeria, Omán, Qatar, Corea del Sur, Tonga y Turquía.