Dominó

abril 12, 2014

CC

Enlace permanente de imagen incrustada

DOCUMENTALES: Visiones de futuro. Revoluciones: inteligencia, biotecnología y cuántica

febrero 3, 2014

DOCUMENTALES: visiones de futuro

http://documentalesatonline.blogspot.com/2008/07/visiones-del-futuro2007-miniserie-de-3.html

http://videos1300.blogspot.com/2009/03/visiones-del-futuro-la-revolucion-de-la.html

http://elekitron.blogspot.com/2009/05/visiones-del-futuro-la-revolucion.html

http://www.tipete.com/userpost/peliculas-series-y-tv-gratis/visiones-del-futuro-historycableriplatinors

 


TWITTER MANÍA COLLAGE

enero 25, 2014

C

http://www.modiario.com/tag/sessilee-lopez/

Muy loco el editorial de Vogue Italia inspirado en la Twitter Manía. Esta es una de las imágenes que componen esta edición y muestra una graciosa imagen de la modelo Abbey Lee en el baño, y su lista de followinng.

Sus Top Models Friends de portada en Vogue: Naomi Campbell, Linda Evangelista, Kristen McMenamy, Christy Turlington, Jamie Bochert, Sasha Pivovarova, Karen Elson, Gisele Bundchen, Kasia Struss, Agyness Deyn, Sessilee Lopez, Viktoriya Sasnkina, Natalia Vodianova, Anna Selwzneva, Feja Beha Erichsen, Lara Stone, Hanne Gaby, Karlie Kloss, Abbey Lee Kershaw y Natasha Poly.


¿DESPUÉS DE LA CIVILIZACIÓN INDUSTRIAL SEGUIRÁ LA CIVILIZACIÓN ECOLÓGICA?

enero 21, 2014

Tras la civilización industrial, la ecológica. El abuso de los recursos ambientales está afectando al progreso de la civilización ecológica. Autor Pan Yue Viceministro de protección ambiental de China. La civilización ha recorrido tres etapas de evolución. La primera, la civilización primitiva, se desarrolló en la Edad de Piedra, cuando la supervivencia del hombre dependía de la fuerza colectiva. Las actividades productivas consistían en la recolección, la pesca y la caza simples. Esta etapa perduró por un millón de años. La segunda etapa, de diez mil años de duración, fue la civilización agrícola, con la aparición de herramientas de hierro como señal de un avance sustancial de la capacidad humana en su afán por modificar la Naturaleza. La civilización industrial constituyó la tercera etapa. La revolución industrial de Inglaterra en el siglo XVIII anunció el comienzo de la vida moderna, que se ha prolongado por 300 años.
La conquista de la Naturaleza por el hombre definió en mayor medida la estructura de la última etapa de civilización en los últimos tres siglos, a la vez que dio forma a una cultura que alcanzó su apogeo mediante la industrialización en todo el mundo. Sin embargo, una serie de crisis ecológicas a escala global advirtieron de que nuestro planeta sería incapaz de soportar por mucho tiempo la carga adicional que tal nivel de desarrollo suponía. Se hizo por ello necesaria la creación de una nueva cultura para continuar la existencia del ser humano. Nació así la cultura ecológica. Si a la civilización agrícola se le atribuye una coloración amarilla y a la industrial, la negra, entonces la civilización ecológica debe por fuerza ser de color verde.
Receptora con gran retraso de la civilización industrial, China no se puede permitir ahora el lujo de retrasarse otra vez, aplazando la llegada a su territorio de la civilización ecológica. China cuenta con raíces culturales que coinciden con las demandas de esa civilización. En las bases de su sistema social y político, al igual que en su cultura, filosofía y artes, brilla el destello de la sabiduría y la inteligencia ecológica. La ética ecológica fue parte esencial de la antigua civilización de China.
En las diferentes épocas del país ha habido leyes y reglamentos concernientes a la preservación ecológica. Según registros del período de los Estados Combatientes (año 475 a.d.C.—año 221 a.d.C.), durante el régimen del rey Yu (héroe legendario que frenó el Diluvio) se prohibía llevar el hacha a la montaña en la primavera, temporada en que el bosque resucitaba tras el invierno. Según la ley de la dinastía Zhou (1046-256 a.d.C.), sólo cuando se caían las hojas de los árboles convenía talarlos. Además de la protección ecológica, se destacaron también las medidas contra la contaminación, por ejemplo, la estipulación de la dinastía Shang (1600-1046 a.d.C.) de que se cortaría las manos a quien tirara basura a la calle. Era una ley cruel, pero tajante y categórica para la conservación del medio ambiente.
Los confucianos se pronuncian por la “Armonía entre la Naturaleza y el Hombre”, y los taoístas por que “el camino tome a la Naturaleza por maestro”. Los budistas chinos reconocen la igualdad entre todos los seres, o sea el derecho de disfrutar la vida. En 1988, 75 ganadores del Premio Nobel hicieron una declaración en París, en la cual subrayaban que si la Humanidad quería sobrevivir en el siglo XXI debería apelar a la sabiduría de Confucio.
La civilización ecológica implica una ética y una cultura cuyos principios responden a la convivencia armónica entre el hombre y la Naturaleza, como forma de garantizar la armonía entre las personas y entre el hombre y la sociedad. De tal combinación equilibrada se derivarán el ciclo virtuoso, el desarrollo integral y la prosperidad permanente. Esta cultura supone un elemento que conducirá a la sociedad humana a experimentar un cambio radical
Primero que todo, el cambio deberá producirse en el ámbito de la ideología y el valor. La filosofía tradicional de Occidente considera como sujeto al ser humano y como objeto la vida y la Naturaleza. Por tal razón, sólo las personas adquieren valor, mientras que los otros dos componentes pasan a un segundo plano. También por eso la moral se aplica únicamente al hombre y no las demás vidas y a la Naturaleza. Cuando se sentaron los cimientos filosóficos para imponer la civilización industrial a la Naturaleza, no se tomó en cuenta la cultura ecológica, olvidando que no sólo el hombre depende de la Naturaleza sino también los otros seres. Por ende, el hombre debe respetar a la vida y la Naturaleza y compartir el planeta con los otros seres. Tanto el humanitarismo marxista y el concepto de la “Armonía entre la Naturaleza y el Hombre” de la cultura tradicional china, como el “desarrollo sostenible” diseñado en Occidente explican la necesidad de la unidad entre el ser humano y la Naturaleza. Esta unidad, vale la pena recordar, no se edifica supeditando la Naturaleza al ser humano; pero tampoco lo contrario. Para decirlo con términos a la moda, el principio de la armonía ecológica con el hombre como sujeto será la precondición para el desarrollo integral de cada persona.
Partiendo de esa premisa, y sólo entonces, se producirá un cambio sustancial en el modo de vivir y de producir. La producción en la sociedad industrial, desde la materia prima hasta el producto acabado y sus residuos, no entraña el proceso de reciclaje. Por tanto, era de esperar que se adoptara como modelo de vida el materialismo vulgar, al que se sumó el consumismo como mayor motor para alcanzar el desarrollo económico.
La civilización ecológica se dedica a edificar una sociedad protectora del medio ambiente, tomando en consideración la capacidad de duración de los recursos ambientales y asumiendo como principio la ley de la Naturaleza y como medidas las políticas socio-económicas y culturales sostenibles. La iniciativa del ser humano es la clave para obtener el triunfo conjunto de la economía, la sociedad y el medio ambiente. Las personas deben adoptar un modo de vida en el que prime el ahorro como principio y el consumo apropiado como carácter, buscando la satisfacción de las necesidades básicas y exaltando el deleite en lo espiritual y cultural
http://www.chinatoday.com.cn/hoy/2008n/s2008n11/p13.htm


la manzana o el mal?

diciembre 21, 2013

CC

http://blog-sin-dioses.blogspot.com/2011/07/eligiendo-el-fruto-del-arbol-del.html

JUAN CARLOS GARCÍA | El argumento más repetido es que el nombre en latin para el mal es malum y la palabra en latín para la manzana es también malum.

http://mediaisla.net/revista/2010/06/cuatro-manzanas-famosas/


El científico desprecia el dinero?

noviembre 10, 2013

CC


PROSTITUCIÓN: globalización y derechos humanos

septiembre 22, 2013

Nota: En la ponencia sobre la prostitución desde una perspectiva de los derechos humanos se hace un análisis de este problema (PARA LA COMISIÓN MIXTA CONGRESO-SENADO por Alicia Bolaños Naranjo Vocal de Derechos Humanos de Médicos del Mundo-España)
http://mujeresdevidaalegre.org/derechos_humanos.pdf A continuación se presentan algunas cifras sobre el tema. texto de Alicia Martínez
http://www.filosofia.net/materiales/num/num22/editorial22.html

Según Giuseppe de Rosa:1. Los 11.5 millones de esclavos “cazados” África durane los siglos XVI y XIX es menor cuantía si se tiene en cuenta que en la actualidad, en un decenio en el sudeste asiático, el tráfico de mujeres destinadas a la prostitución ha llegado a los 33 millones de víctimas. 2. Richard Poulin, profesor de Sociología de la Universidad de Ottawa (Canadá), afirma que en los los tres últimos decenios, en los países del hemisferio sur y en los países de le ex Unión Soviética, ha habido un crecimiento vertiginoso de la prostitución y de la trata de mujeres y niños con tal objetivo […] También se tiende a prostituir a niños cada vez más jóvenes, y a introducirlos en el mercado de la pornografía […] la industria de la prostitución infantil explota 400 mil niños en India, 100 mil en Filipinas, entre 200 y 300 mil en Tailandia, 100 mil en Taiwán, y entre 244 y 325 mil en los Estados Unidos. En la República Popular China los niños que se prostituyen son entre 200 y 500 mil, en Brasil van de 500 mil a 2 millones. El 35% de las prostitutas camboyanas tiene menos de 17 años y el 60% de las albanesas que se prostituyen en Europa son menores”. 3. Algunos estudios estiman que un niño que se prostituye vende sus “servicios sexuales” a 2.000 hombres. En 1996, un informe del Consejo de Europa estimaba que se prostituían en Occidente unos 100 mil niños de Europa del Este. 4. Un análisis presentado por Unicef (2001) con ocasión del Segundo Congreso Mundial Contra la Explotación Sexual de Menores con fines Comerciales, realizado en Yokohama (Japón), estimaba en más de un millón los menores —principalmente niñas— que estarían obligados a prostituirse por la industria del sexo. En 2004, las cifras giraban en torno a dos millones de niños. Hoy, al menos un millón de niños se prostituye sólo en el sudeste asiático, siendo los países más golpeados por este mal India, Tailandia, Taiwán y Filipinas1.
Un fenómeno de masas: En realidad, hoy la prostitución ha llegado a ser un fenómeno de masas y se ha extendido al mundo entero. Por su parte, la pornografía se ha difundido ampliamente por toda la sociedad. Las ganancias de estas dos industrias son altísimas y se encuentran entre las más rentables del mundo. En el año 2002, los ingresos derivados de la prostitución se acercaban a los 60 mil millones de euros y los de la pornografía estuvieron cerca de los 57 mil millones. El volumen de los negocios de las agencias de turismo sexual que operan a través de Internet, es de mil millones de euros al año. Mientras, los ingresos por el tráfico de personas destinadas a la prostitución varían entre 7 y 13,5 mil millones de euros. Decenas de millones de seres humanos, principalmente mujeres, niños y niñas, son sometidos a los traumas físicos y psicológicos que se derivan del comercio del sexo.

Se estimaba que en el año 2002 el número de prostitutas en el mundo era de 40 millones, y que su clientela crecía a ritmo sostenido. Cada año 500 mil mujeres, niños y niñas son introducidos en el mercado del sexo pagado en los países de Europa occidental. El 75% de las mujeres víctimas de este tráfico tiene menos de 25 años y, entre ellas, un porcentaje notable no fácil de determinar, es menor de edad. Cerca de cuatro millones de mujeres y niños(as) son víctimas cada año del tráfico mundial destinado a la prostitución.
Industria altamente rentable
Para muchos países la prostitución es hoy un componente importante del producto interno bruto (PIB). Así, en los Países Bajos la industria de la prostitución constituye el 5% del PIB; en Japón el porcentaje está entre el 1 y el 3%. En Dinamarca la industria de la pornografía es la tercera en importancia. En Hungría ha tenido un desarrollo rapidísimo llegando a ser este uno de los lugares más apreciados por los productores de películas pornográficas. Las industrias del sexo son importantes. Algunas son internacionales y se cotizan en las bolsas obteniendo grandes ganancias e ingresos considerables en monedas fuertes, con efecto tanto en las balanzas de pagos como en las cuentas corrientes de diversos países. Por este motivo varios de ellos las consideran vitales para su propia economía.
Un grave problema de conciencia
La prostitución en Asia
En América latina
En África
Causas de su aumento
Después del comercio de armas y de drogas, la prostitución en todas sus formas (femenina, de niños y niñas, masculina) es el tercer negocio más difundido y lucrativo. La prostitución hoy se ha globalizado porque se ha difundido por todo el planeta y sobre todo porque las víctimas de la prostitución son llevadas de un país a otro y de un continente a otro conforme a las exigencias de la demanda sexual —que es mayoritariamente masculina— y las expectativas de mayores ganancias. También está globalizada porque se sirve de todos los instrumentos de comunicación, principalmente de internet, y está en manos de una red internacional de traficantes que opera a nivel mundial y que en muchos países cuenta con el apoyo de funcionarios estatales corruptos, en particular de las fuerzas policiales.
Lo que más impresiona es que la trata de personas para la explotación sexual es un fenómeno en crecimiento. Según las estimaciones de la ONU, las ganancias anuales por la explotación sexual tienen hoy un volumen de entre 5 y 7 mil millones de dólares y el número de personas involucradas está en torno a los 4 millones. ¿Cómo se explica la extensión del fenómeno de la trata de personas para la explotación sexual y su crecimiento?
La causa primera y principal que empuja a tantas personas a prostituirse es la pobreza en la que viven muchas familias y la globalización que, con el traslado de capitales y de oportunidades de trabajo de un país a otro de acuerdo con las conveniencias económicas y financieras, tiende a agravarla provocando el abandono del campo y el traslado a las ciudades.
Una vez que el traficante tiene a las víctimas en sus manos, las coloca en el círculo de la prostitución a través de una serie de mecanismos de control: les confisca los documentos de identidad, de viaje y sanitarios; las obliga a reembolsar los gastos de transporte, alojamiento, alimentos y bienes de primera necesidad; las amenaza con denunciarlas a las autoridades de inmigración dada su situación de clandestinidad; y en caso de rebelión, castiga con estupro y violencia física y moral, vigilancia continua y otros métodos de restricción de la libertad de movimiento, cobros por alojamiento, comida, vestidos, medicinas o curas médicas. En realidad, las bandas criminales en las que terminan las mujeres y los niños recurren a la violencia, las amenazas y las intimidaciones con total impunidad, sin que sus víctimas tengan ninguna posibilidad de denunciar a sus explotadores; no hay posibilidad de reaccionar con fuerza y valentía, pues no tienen a quién dirigirse o no saben cómo hacerlo, especialmente si han sido llevadas a países distantes del propio o si se han visto obligadas a prostituirse en la calle o en los burdeles con horarios agotadores.

La segunda causa del crecimiento del fenómeno de la prostitución es el enorme desarrollo de los medios de transporte, que hace posible el traslado en pocas horas de un continente a otro. Esto ofrece a los usuarios la posibilidad de llegar en poco tiempo a lugares acondicionados para tener experiencias sexuales particularmente hard que supondrían una especial vergüenza en caso de realizarse en la propia casa, y todo ello a precios moderados.
La tercera causa del crecimiento del fenómeno de la prostitución es la demanda de los burdeles, de los lugares de ocio y también de la industria hotelera; unos y otros demandan cada vez más material nuevo y cada vez más atrayente para las siempre crecientes exigencias de los clientes que buscan experiencias “particulares”. Todo ello lleva consigo la necesidad de continuo y creciente recambio del personal para el placer. No es casualidad que cada año entren a Europa 500 mil nuevas personas, en buena parte menores, y que otras, ya explotadas y enfermas, sean expulsadas del círculo de la prostitución y terminen abandonadas en las calles.
La cuarta causa del aumento de la prostitución es la legalización que se ha efectuado en algunos países (Holanda, Alemania, Suiza, Australia, Nueva Zelanda, Italia). R. Poulin aporta al respecto el ejemplo de Holanda: “2.500 prostitutas en 1981, 10 mil en 1985, 20 mil en 1989 y 30 mil en 2004. El país cuenta con 2 mil burdeles y al menos 7 mil locales dedicados al comercio del sexo. El 80% de las prostitutas son de origen extranjero y el 70% de ellas son irregulares, víctimas del tráfico de la prostitución. En 1960, el 95% de las prostitutas de Holanda eran holandesas, en 1999 sólo el 20%. La legalización debía poner fin a la prostitución de menores y, sin embargo, Defense for Children International Netherlands estima que de 1996 a 2001 el número de menores que se prostituyen pasó de 4 a 15 mil. De ellos, al menos 5 mil serían extranjeros. En el primer año de la legalización, las industrias del sexo han tenido un crecimiento de un 25%. En Dinamarca, en el curso del último decenio, el número de prostitutas de origen extranjero, víctimas del tráfico, se ha duplicado”5.
La presencia de personal militar occidental o internacional en un número notable de países es la última causa del crecimiento del fenómeno de la prostitución. En el sudeste asiático, la industria de la prostitución despegó gracias a las guerras de Corea y de Vietnam y a los asentamientos de tropas occidentales en Tailandia y Filipinas. En los años noventa 18 mil prostitutas coreanas estaban al servicio de los 43 mil militares estadounidenses presentes en ese país. La Organización Internacional para las Migraciones (IOM) calcula en cerca de 10 mil el número de prostitutas clandestinas en Bosnia; estima también que 250 mil mujeres, niños y niñas de Europa del Este son víctimas del tráfico que pasa a través de Serbia y sus países vecinos y que en gran número terminan en Bosnia y en Kosovo, en las estructuras recreativas de los soldados.
Dos documentos de la Iglesia manifiestan su condena explícita. Por una parte, el Concilio Vaticano II condenó “todo aquello que ofende la dignidad humana, como las condiciones de vida infrahumanas, la esclavitud, la prostitución, el mercado de las mujeres y de los jóvenes” (GS 27). Por otra parte, el Compendio de Doctrina Social de la Iglesia (2004) destaca que “la solemne proclamación de los derechos del hombre es contradicha por una dolorosa realidad de violaciones que se difunden por todas partes a través de formas nuevas de esclavitud, como el tráfico de seres humanos, la prostitución” (DSI 158). Hay que manifestar una profunda gratitud a las personas y asociaciones que, con grandes sacrificios de tiempo y de dinero, se ocupan del problema de la prostitución en cada país, buscando sacar a las prostitutas de la calle, liberándolas de sus malvados y cínicos protectores y dándoles la posibilidad de un trabajo honesto. Es ésta una tarea que comporta grandes dificultades y en la que es fácil encontrarse con el fracaso debido a las fuertes amenazas de los protectores hacia sus víctimas, que a menudo suponen más abusos sexuales, golpes, torturas e incluso a veces la muerte, y para sus familias una gran cantidad de daños. El miedo a los protectores, debido a la falta del más mínimo sentido moral y de humanidad, impide a muchas víctimas de la prostitución abandonar su triste trabajo. Esto no resta nada del aprecio que se debe a quienes trabajan por ayudar a superar estas condiciones, cristianos que ven en las víctimas de la prostitución a hijos e hijas de Dios, a quienes se debe restituir la dignidad humana y cristiana que se les ha negado.

1. Cfr. Poulin, R.: (ed.), Prostituzione. Globalizzazione incarnata, Milán, 2003. La prostitución de la que se habla en este artículo es no-voluntaria; implica por lo tanto la trata, por parte de individuos y organizaciones criminales, de mujeres y de menores para destinarlos al ejercicio de la prostitución, dentro de sus propios países o fuera de ellos, incluso en lugares muy lejanos. En efecto, existe otra forma de prostitución —“libre y voluntaria”— que se practica sobre todo en la casa –no en la calle– y mediante Internet, y sobre la cual algunos medios dan información y opiniones ya que en ciertos países es una forma de prostitución legal. En esos países lo que es ilegal es la explotación de la prostitución.
2. Man, S. y Dialm, E.: “Dottrina apparente e realtà della tratta di esseri umani nel Sud Es asiatico”, ibid., 107.
3. Azaola, E.: “Prostituzione al confine tra Messico e Stati Uniti”, ibid., 236.
4. Dialmy, A.: “Prostituzione delle donne in Marocco”, ibid., 215.
5. Poulin, R.: Prostituzione, cit., 14 s. 3.
6. Confer. Pontificio Consejo para la Pastoral de Emigrantes e Itinerantes, Orientaciones para la pastoral de la calle, C. del Vaticano, 2007: en especial la parte II. 160
De la misma manera que hoy nos avergonzamos del tráfico de esclavos que realizaron nuestros antepasados en siglos anteriores, es de esperar que algún día nuestros descendientes se avergüencen del tráfico de personas destinadas a la prostitución, que hoy crece, se diversifica y fortalece. La globalización de las comunicaciones ha fortalecido la globalización de esta industria que, surtida por redes mafiosas, se vale de la extrema pobreza de unos para satisfacer las demandas cada vez más sofisticadas de otros.
Texto de La Civiltà Cattolica Nº 3783, febrero 2008. Traducción: Antonio Delfau.
http://www.revistacriterio.com.ar/art_cuerpo.php?numero_id=163&articulo_id=3174

Otros textos: «Al estar incluidos, hombres y mujeres, en el objeto que nos esforzamos en delimitar, hemos incorporado, como esquemas inconscientes de percepción y de apreciación, las estructuras históricas del orden masculino; corremos el peligro, por tanto, de recurrir, para concebir la dominación masculina, a unos modos de pensamiento que ya son el producto de la dominación. Sólo podemos confiar en salir de ese círculo si encontramos una estrategia práctica para efectuar una objetivación del tema de la objetivación científica»
BOURDIEU, P., La dominación masculina, Barcelona, Anagrama, 2000, pág. 17 y 24.
Si resumiésemos la claridad explicativa de Pierre Bourdieu en La dominación masculina, La historización de la desnaturalización de la categoría de lo femenino se inicia teóricamente desde Olympe de Gouges, Mary Wolstonecraft, Alejandra Kollontay, Flora Tristán,Simone de Beauvouir, Kate Millet, Kathleen Barry, Pierre Bourdieu, Celia Amorós, Marcela Lagarde, y un largo etcétera, construyendo en este mundo el camino hacia la emancipación de la mujer, el análisis de la lógica de la dominación masculina y su combate.
Por Alicia Martínez  http://www.filosofia.net/materiales/num/num22/editorial22.html
Tres posturas: prohibición, reglamentación-legalización y la abolición de las condiciones que configuran el fenómeno de la prostitución: 1) La prohibición; 2) :
La ilegalización, que dispone cárcel para las mujeres que ejerzan la prostitución. Esta postura aparece y desaparece de la legislación desde que hay legislación, y nos permite ver, en las películas, esas maravillosas escenas en las que la policía irrumpe en un prostíbulo para llevarse a las prostitutas a comisaría y mandar a sus casas a los hombres!?
La prohibición sería la postura conservadora que construye la estigmatización de la prostituta, condenando a esta con la falsa moral que caracteriza tantas veces a las morales adscritas a ideologías politizadas por prescripciones religiosas y clasistas. No supone una afrenta para el orden patriarcal, impone mandato de género a las mujeres, y su incumplimiento supondrá un castigo y penalización.
2) La reglamentación-legalización; 3) La abolición de las condiciones que configuran el fenómeno de la prostitución. Ver en el texto citado de Alicia Martínez
Por Alicia Martínez
http://www.filosofia.net/materiales/num/num22/editorial22.html
Informe sobre el Estado de la Población del Fondo de Población de Naciones Unidas. (2) «Pinno Arlacchi, Director ejecutivo de la Oficina de NNUU para el Control de las Drogas y la Prevención del Crimen manifestó, en la Conferencia Sobre el Crimen Organizado celebrada en diciembre de 2000, que el tráfico con fines de explotación sexual reporta 7 billones de dólares anuales» «La industria económica del sexo reportó en Tailandia en el año 1995, entre 18 y 21,6 millones de dólares USA, dicha cifra es superior al presupuesto total del país en ese año.» Rosario Carracedo. “Regular la prostitución es legitimar la Violencia contra las mujeres”. En Actas. Feminario sobre la Prostitución. Córdoba, nov., 2003. (3) JEFFREYS, S., “Cultura de la Prostitución: Legalización de la Prostitución de Burdeles en Victoria, Australia”. Charla dada en el Seminario sobre los Efectos de la Legalización de las actividades de la Prostitución –análisis crítico. Estocolmo, 6 de Noviembre 2002. (4) Informe del Comité para la Eliminación de la Discriminación contra la Mujer (CEDAW): España. El Comité examinó el quinto informe periódico de España (CEDAW/C/ESP/5) en sus sesiones 649ª y 650ª, celebradas el 7 de julio de 2004. Observaciones finales del Comité. Principales esferas de preocupación y recomendaciones