MUCHO MÁS SOBRE DANIEL TAMMET

octubre 20, 2014

CC


El documental de twitter (twittamentary – Tan Siok Siok)

octubre 17, 2014

CC

Twittamentary: un documental sobre la gente que utiliza Twitter

http://geeksroom.com/2011/05/twittamentary-un-documental-sobre-twitter/49422/

 

http://www.muyinternet.com/2011/05/18/twittamentary-sera-el-primer-documental-sobre-twitter

 

http://www.ticbeat.com/socialmedia/twittamentary-primer-documental-twitter/#_

 

http://www.internetizado.com/15304/twittamentary-el-primer-documental-sobre-twitter/

 


Desde facebook hasta robots

octubre 6, 2014

CC

Facebook te manipulará, pero con más cuidado

La red social anuncia cambios en su forma de experimentar con los usuarios tras la polémica que provocó un estudio en el que fomentaron sentimientos positivos y negativos

Waze se alía con las ciudades para mejorar el tráfico

Rosa Jiménez Cano San Francisco 2

Barcelona y Río de Janeiro entre las 10 primeras en colaborar con la aplicación propiedad de Google

La banda ancha supera el millón de líneas de fibra óptica

Los usuarios se mudan desde el ADSL a las nuevas redes para ganar velocidad

Una nueva era para los robots

La robótica vive una revolución con avances que van desde la medicina hasta el funcionamiento del cerebro

 


Blogs de tecnología y redes sociales

septiembre 16, 2014

CC

http://tecnologia.elpais.com/tag/redes_sociales/a/

Uno de cada diez menores admite citas por Internet con desconocidos

EP Santiago de Compostela

Una macroencuesta en los colegios revela que la mitad de los adolescentes gallegos usa la Red sin control de sus padres

El Gobierno británico sanciona a un guardia real por bailar en el servicio

foto de la noticia
El País Madrid

Un vídeo, grabado por turistas, muestra la actitud divertida de un soldado a las puertas del palacio de Isabel II de Inglaterra

La realeza se vuelve multimedia

foto de la noticia
Mábel Galaz Madrid

Mette Marit de Noruega se apunta a Instagram para mejorar su popularidad. Las monarquías usan el mundo 2.0 para mostrarse más transparentes

La moda de presumir de dinero

foto de la noticia

Los niños ricos de Instagram no son los protagonistas de sus cuentas en la red social. Yates, ‘jets’ y lujosas compras inundan sus perfiles en vacaciones

Automattic, ¿hay vida después de la tecnología?

foto de la noticia

Vivimos en la era de la tecnología, es imposible existir al margen de ella. Hoy todo pasa por un ordenador, un móvil o un ipad

31 JUL 2014 – 00:05 CET

Slutwalk

julio 19, 2014

CC

If the body is from the woman, she gives it whom she wants to. SlutWalk Brasilia. Photo by @josipaz on Twitpic.

Si el cuerpo es de la mujer, ella lo da a quien ella quiera. Marcha de Putas Brasilia. Foto de @josipaz en Twitpic.

Bingo #Slutwalk: Make your bets! Examples of verbal rudeness towards women. Image by @slutwalkbr shared on Twitpic by @umadeboravieira


INTERESANTE ESTUDIO REALIZADO EN EL REINO UNIDO SOBRE REDES SOCIALES, ACTITUDES Y COMPORTAMIENTOS

junio 25, 2014

CC

Un estudio realizado en el Reino Unido ha sido resumido en la siguiente forma:

Las redes sociales son mas populares entre adolescentes y adultos jóvenes.
Aparte del hecho de que la edad mínima para tener un sitio en una red social es normalmente de 13 años (14 en MySpace), el 27% de los chavales de entre 8 y 11 años reconocieron tener perfil en estos sitios.
La mayoría de los usuarios de redes sociales tienen un promedio de 1,6 sitios en redes sociales y los visitan al menos una vez al día.
El 25% de los usuarios registrados en redes sociales han publicado información personal sensible acerca de ellos mismos (teléfono, dirección, etc).
La mayoría de adultos que han utilizado alguna red social tienen perfil en Facebook (62%), que además fue la red social mas conocida entre ellos (49%). Cerca de la mitad de los encuestados dijeron tener perfil en MySpace y un tercio en Bebo.
Dos terceras partes de los padres dijeron que marcan reglas acerca del uso de las redes sociales por parte de sus hijos, aunque solo el 53% de los niños dijeron que sus padres les pusieran normas.
Los usuarios de redes sociales se pueden englobar en cinco distintos grupos basados en sus conductas actitudes: 1) Socializadores Alfa, 2) Buscadores de atención, 3) Seguidores, 4) Apasionados, y 5) Funcionales.
Los no-usuarios de redes sociales se pudieron repartir en tres grupos: 1) Preocupados por la seguridad, 2) Sin experiencia técnica, y 3) Rechazo intelectual.
Los usuarios de redes sociales crean perfiles bastante completos para mostrar su presencia online. Comparten información personal con muchos “amigos”.
Muy pocos usuarios denotaron aspectos negativos en las redes sociales.
La preocupación por la privacidad y la seguridad no está entre las prioridades de la mayoría de los usuarios.
El 41% de los niños entre 8 y 17 años y el 44% de adultos tienen sus opciones de privacidad en abierto por defecto, lo que significa que sus perfiles son visibles para todo el mundo.
El 34% de los usuarios entre 16 y 24 años no tienen ningún problema en ofrecer información personal como el teléfono o su dirección de email.
El 17% de los adultos utilizan su perfil para comunicar con personas que no conocen. Esto se incrementa en los adultos mas jóvenes. El 35% de los adultos hablan con gente que son “amigos de amigos”.
Facebook es el sitio mas popular entre los adultos, seguido por MySpace y Bebo. Para los niños entre 8 y 17 años Bebo es la red social mas utilizada.
Una pequeña cantidad de las mujeres mas jóvenes dijeron crear perfiles falsos para divertirse.
Algunos adolescentes y adultos de veintitantos años dijeron ser “adictos” a las redes sociales y ser conscientes de que podría perjudicar su tiempo de estudio.
Poca gente de la encuestada dijo haber sufrido algún tipo de acoso en las redes sociales
http://ciberprensa.com/redes-sociales-actitudes-y-comportamientos/
Ver el estudio completo en la siguiente dirección http://www.ofcom.org.uk/advice/media_literacy/medlitpub/medlitpubrss/socialnetworking/report.pdf
Ver mapa mundial de redes sociales en internet a nivel mundial
http://www.tulugar.com.uy/tag/web-20/
http://www.mujerestic.com/mapa-mundial-de-redes-sociales/
Redes sociales en América y Europa
http://tiscar.com/2008/02/27/mapa-del-uso-de-redes-sociales-en-el-mundo/

Anexo


Social media (before and now) and the future?

mayo 13, 2014

CC

With each tech advance, tangible products de-materialize into software, & intangible ideas materialize into products.

 

Enlace permanente de imagen incrustada

 


Algunos usos de redes sociales

diciembre 14, 2013

CC

Temas específicos como filosofía en twitter

http://elblogdejuanjo.wordpress.com/2009/10/02/%C2%BFfilosofia-en-140-caracteres-un-twitter-filosofico/

Pensar luego twittear http://elpais.com/diario/2011/04/03/cultura/1301781601_850215.html

Facebook y filosofía (libro) https://www.morebooks.de/assets/product_images/9780812696/big/2810512/facebook-and-philosophy,-what-s-on-your-mind.jpg?locale=gb

Importante medio actual de comunicación instantánea. Se requiere usarla con inteligencia

Redes sociales también sirven para difundir noticias y crítica social.Un ejemplo. http://www.youtube.com/watch?v=yfdc5FR3zs8&feature=related

Uso importante red social. Socializar contenidos e impactos: conocimientos ciencia, tecnología, innovación.

Importante para difundir audiovisuales de: represión, violencias, injusticias, movimientos sociales

Importantísimas para comunicación en desastres: prevención, disminución de riesgos, y atención comunicativa

Fomo -Fear of Missing Out enfermedad de inseguridad actual via redes.  Otri impacto. http://www.eltiempo.com/tecnologia/internet/facebook-podria-tener-culpa-sobre-su-insatisfaccion-en-su-entorno_11887321-4


Oraciones por los dioses de las redes sociales

noviembre 7, 2013

CC

… twitter Infografía de Twitter en el 2012 Oracion al Twitter

Oración para el Twitter

oracion al Twitter

http://www.trucosface.net/wp-content/uploads/2010/04/oracion-facebook-1.jpg


AUTOPOIESIS APARTES TEORÍA INFORMACIÓN

noviembre 3, 2013

Origen del concepto en la nueva Biología
El término derivado del griego (autos- poiein: auto-producir) designa el proceso por el que un sistema con organización se auto-produce y auto-reproduce y ha sido introducido en la discusión teórica por los biólogos chilenos Maturana y Varela. En su definición afirman que:
los sistemas auto-producidos (una célula, un organismo, la conciencia o psique, una corporación etc.) constan de una red de procesos u operaciones, que pueden transformar o destruir componentes pero en los que el mismo sistema opera su identidad como contradistinta al entorno y la mantiene a través de esa retícula de procesos de interacción entre sus elementos. (Maturana and Varela, Autopoiesis and Cognition (1980), p.79.
Para Maturana y Varela, una célula, por ejemplo, es una fábrica bioquímica que trabaja con reglas y pautas internas (los programas biogenéticos) para reproducir duraderamente su propia configuración. En general, la autopoiesis designa pues la forma en que los sistemas conservan su identidad gracias a operaciones internas en que auto-reproducen sus propios componentes.
Estos sistemas están abiertos al entorno en lo que se refiere al intercambio material (el metabolismo) y energético, pero al mismo tiempo están cerrados o clausurados operacionalmente, pues sus operaciones propias son precisamente lo que les distingue del entorno. Esta clausura se debe a su autonomía operacional debida al programa interno que determina el modo en que el sistema reacciona a los estímulos del entorno –donde esos estímulos actúan sobre el sistema a través de ciertos receptores internos acoplados estructuralmente al entorno. Los cambios producidos por el entorno en dichos receptores son percibidos por el sistema como „irritaciones“ (el „noise“ de los sistemas técnicos) a los que el sistema responde según instrucciones de su programa interno. Por tanto, la modificación en el comportamiento de una célula producida por estímulos externos no surge como „efecto“ directo del impulso causal exterior, sino mediante la percepción interna de los cambios en los propios receptores. El „entorno“ es pues percibido por el sistema biológico sólo a través de parámetros del programa propio.
El concepto de „sistema autopoiético“ en Luhmann
La interpretación biológica del concepto de autopoiesis sirve de punto de partida a la reflexión de Luhmann sobre esta categoría.
La autopoeisis no se limita a ser una propiedad de sistemas biológicos o físicos (técnicos etc.) sino es comprendida como „capacidad universal“ de todo sistema para producir „estados propios“ bien diferenciados (que propiamente son, en su estabilidad, los que crean la „estructura“ interna) y a los que pueden enlazar permanentemente las operaciones propias del sistema –ante todo, gracias a la „auto-organización“ del sistema.
Aunque un sistema operativamente clausurado y autónomo sólo está determinado por sus propios parámetros (programa) internos, con todo, puede también referir a nivel „cognitivo“ sus estados internos al mundo exterior (a una imagen auto-generada también internamente de dicho mundo) y hacerse así una imagen de esos entornos. El mundo interior y el exterior de un sistema están pues generados internamente, pero la diferencia que el sistema –en cuanto se auto_observa- establece entre ellos sirve de punto de partida a otros procesos de diferenciación
Es claro que en esta interpretación, Luhmann traslada el punto de referencia de los sistemas autopoiéticos desde el nivel „físico“ al „cognitivo“ (en el sentido más amplio de „cognición“ que es una capacidad que pueden poseer también las células; y que no debe interpretarse como conocimiento mental humano exclusivamente). Pero en los sistemas psíquicos y sociales se da también una relación al „sentido“ que sólo es posible gracias a que el significado de un sistema es posibilitado por procesos de comunicación.
Rasgos básicos del Sistema Autopoiético (según Luhmann) Ver esta parte en http://sunwc.cepade.es/~jrivera/bases_teor/episteme/epist_complex/autopoiesis.htm
teoría de sistemas http://sunwc.cepade.es/~jrivera/bases_teor/episteme/epist_complex/sistemas_teoria.htm
ANEXO
Otras definiciones
Principia Cibernética
(http://pespmc1.vub.ac.be/)
The process whereby an organization produces itself.
Autopoiesis is a process whereby a system produces its own organization and maintains and constitutes itself in a space.
e.g. a biological cell, aliving organism and to some extend a corporation and a society as a whole.
Encyclopedia Autopoietica
Autopoietic systems must produce their own components in addition to conserving their organization.
Specifically autopoiesis is attributed to a machine (delineated as a network of processes) which through that network of processes produces the components that:
1. through their interactions and transformations continously regenerate and realize the network of processes (relations) that produced them; and
2. constitute it (the machine) as a concrete unity in the space in which they(the components) exist by specifying the topological domain of its realization as such a network
International Encyclopedia of Systems & Cybernetics
The condition of a system able to regenerate itself by self -reproduction of its own elements and of the network of their characteristic interactions.
The perspective of autopoiesis, in which organisms are described “from the inside out”, proposes a basic shift in the observer-object relationship behaind traditional scientific observation
http://sunwc.cepade.es/~jrivera/bases_teor/episteme/epist_complex/autopoiesis.htm

APARTES TEORÍA INFORMACIÓN

«La teoría matemática de la información, propuesta por Shannon y Weaver es, quizá, la muestra más representativa de este paradigma. Serían numerosos sus seguidores, y abundantes las aplicaciones de ese modelo a los procesos de comunicación. En consecuencia, abundan los autores que entienden el término información con este criterio estático. Basta tener en cuenta que el desarrollo teórico sobre la información pública corresponde al siglo XX, que es, precisamente, el período en el que tiene mayor aceptación el paradigma cuantitativo. Eso explica que muchas de las definiciones sean coincidentes, en términos generales. Muestra de lo dicho es el artículo que Schement publicó en 1993. Allí selecciona y analiza 22 definiciones de información, procedentes de textos de origen diverso, que abarcan las tres últimas décadas. Es significativo el hecho de que todas recogen la idea de dato procesado, estructura, o material disponible para ser transmitido. Sólo dos –la de Hosovsky y Massey y la de Nitecki-, además de la noción estática, que siempre es preponderante, introducen algún elemento dinámico como es el acto de aprehensión intelectual.

De entre las definiciones seleccionadas por Schement, las propuestas por Derr y por Trully son particularmente representativas de esta postura, por la concisión y simplicidad con que la expresan. En la misma perspectiva se ubica Santos cuando afirma que “la información tiene que ver con datos, con simples referentes, con aspectos meramente extensionales, aptos ciertamente para su operacionalización en cualquier proceso de orden cuantitativo”. Y otro tanto sucede con Lucas Marín, que coincide con Bullaude en que “mera información” es equivalente a “ida y vuelta del mensaje”. Hay que señalar que en los dos últimos casos –Santos y Lucas Marín- existe la conciencia de que ese concepto de información es insuficiente para explicar ese complejo fenómeno de involucramiento personal que es la aprehensión intelectual del mensaje. Pero acuden entonces al término comunicación, sin considerar que el vocablo información puede servir, según un criterio no cuantitativista, para expresar esa idea.

No parece necesario detenerse en más autores que entienden la información desde esta perspectiva cuantitativa. De un lago, porque son prácticamente todos los de la esfera anglosajona, y también sus seguidores en Europa e Hispanoamérica; y de otro, porque no aportan matices de interés: la simplicidad del concepto de dato no permite una gran riqueza teórica que merezca un especial estudio en este contexto.

iii) Contemporáneos

En 1964, David Hawkins, en su ensayo The Language of Nature, tras explicar que la ciencia del siglo XX está recuperando el concepto de causalidad formal que había perdido fuerza desde Newton, hace un comentario sobre el empobrecimiento semántico del término información: “El significado de “información” en el inglés coloquial es una especialización “degenerada” del original in más formatio (literalmente, la transferencia de la forma o, si se prefiere, la forma en cuanto transferida)”. Estas palabras, escritas en el contexto de unas reflexiones sobre las ciencias en general, encontrarían luego equivalentes en el ámbito de algunas disciplinas puntuales, particularmente la biología y la física.

Así, a principios de la década del 70, el médico Francisco Maturana redescubre el término griego autopoiesis, que tendría una destacable repercusión en bastantes estudios biológicos posteriores y, luego, también en la informática, disciplina que, al menos a primera vista, parecía lejana a la biología. La palabra autopoiesis designa la capacidad que tiene un determinado ente –originalmente, un ser vivo, o un órgano de un ser vivo- para auto-generarse, auto-producirse o auto-organizarse. La génesis de este vocablo es definitivamente práctica, como explica el propio Maturana, pues pretendía servir para describir fenómenos que observaba en sus estudios biológicos, y para los que no encontraba terminología adecuada. En algún sentido, es cierto que no existía un término apropiado para designar el concepto de auto-organización, puesto que, desde su punto de vista, este modo de existir no implica –más aún: excluye- la dimensión teleológica: advierte que los seres vivos, y aún las máquinas, poseen una organización interna autónoma, una forma propia, pero no admite que esa particular configuración proyecte a ese ser en un sentido determinado. Así, aunque en un principio parecen fácilmente analogables los conceptos autopoiesis y causa formal (o, simplemente, forma), se hace necesario considerar que la causa formal es inseparable de la causa final, cosa que Maturana niega explícitamente para su reinvención lingüística.

Al margen de esta dificultad, interesa destacar que en los años 70 se hace evidente la necesidad de acudir al concepto de forma, en el sentido que tiene la causa formal aristotélica, para describir los fenómenos de auto-organización observados, sobre todo, en los estudios más recientes de biología y de física. Esa misma circunstancia obliga a redefinir el significado de la palabra información: empieza a ser insuficiente el concepto cuantitativo que estaba en pleno vigor desde hacía poco más de 30 años –aunque venía precedido por una evolución de tres siglos- y es necesario redescubrir su significado original activo.

En 1980, el físico Erich Jantsch, en un ensayo titulado The Self-Organizing Universe, habla de “comunicación” en un sentido que llama “cognitivo”. La clave de interpretación la da remitiendo al texto de Maturana: no se trata de la transmisión de datos, sino de una auto-representación, motivada por una descripción. Esta realidad dinámica que sucede en la mente del receptor de un mensaje –esa nueva organización, la adquisición de una nueva forma- sigue sin estar suficientemente clara como para recibir un nombre propio, pro no parece arbitrario pensar que de algún modo es intuida por Jantsch. Por esto puede afirmar que “desde que (…) la auto-organización dinámica ha sido comparada con la mente, debemos caracterizar a la comunicación, generalmente, como interacción entre dos mentes, no solo de tipo neuronal sino también metabólico. Se trata de una muestras más de que, aun sin contar con la precisión que aporta el concepto de forma – habla además de comunicación y no de información, en coincidencia con Santos y Lucas Marín, entre otros-, es necesario entender el fenómeno informativo de manera activa.

David Bohm, físico también, y responsable de algunos desarrollos de la teoría cuántica, es importante punto de referencia en la corriente de autores que entienden la información en términos dinámicos. En 1980, señalaba la necesidad de entender la información como in-formación –es decir, como “inteligencia activa” [ojo con el uso que hace Bohm del término “inteligencia”, nada antropomórfico]-, considerando que los procesos de desintegración cultural a los que asiste el hombre, en distintos ámbitos, le obliga a sintetizar e interpretar datos dispersos para llegar a ideas totalizadoras. En 1987, en colaboración con Peat, desarrolla y explicita esta idea, pero poniéndola en relación con la teoría cuántica: desde su punto de vista, los descubrimientos hechos por esta teoría reclaman, sin otra alternativa, un concepto activo de información. La realidad da indicios de una cierta fuerza dinámica interna que hace necesario contar con un concepto dinámico también, adecuado a lo que pretende describir. Poco más tarde, en 1993, esta vez en colaboración con Hiley [obra póstuma ya que Bohm murió en 1992], insistiría sobre lo mismo, con dos epígrafes dedicados expresamente al concepto de “información activa”. […]

Después de lo visto, parecen más claras las líneas generales del proceso de evolución semántica. El primer concepto de información, desarrollado por los antiguos, es esencialmente dinámico pues atiende a la forma como elemento activo de la realidad y, a la vez, como elemento actualizante de la mente que conoce. El segundo, que corresponde a la modernidad, es estático, por cuanto se refiere a los datos –muchas veces cuantificables- que, en algún sentido, quedan fraguados, pera ser transmitidos. El tercero, como nuevo componente dinámico, reconsidera la forma como elemento activo de la realidad, con una atención más bien circunstancial y difusa al acto cognoscitivo.

Así, puede decirse, aunque esto requiera de algún matiz, que la disociación más destacable es entre dos modelos principales de información: uno dinámico, representado por el antiguo y el contemporáneo, y otro estático, presente en el moderno. Una primera versión de corte cognitivista se opone a otra, predominantemente mecanicista.

El espistemólogo Gordon L. Miller, que ha estudiado el problema con especial detenimiento, resume las consecuencias de este proceso de divergencia conceptual: “La disociación entre información e in-formación (su versión pasiva y activa) se ha cristalizado a causa de influencias correlativas, por lo que ahora su recombinación es problemática, como lo es la reasociación de los conceptos de estructura y proceso”.

En la mayor parte de su dilatada historia, el concepto de información ha sido, de una u otra manera, dinámico, de naturaleza similar al logos de Heráclito o a la causa formal de Aristóteles. Incluso en el Medioevo, cuando se insinúa la distinción entre información (dato) e in-formación (actualización de la potencia cognoscitiva), ambos conceptos coexisten fuertemente vinculados. Pero con el énfasis en la cantidad, la idea de información como sustancia estática gana prestigio y utilidad tecnológica, y el sentido primitivo de información como realidad dinámica tiende a desaparecer. Así, ambas concepciones no sólo quedan diferenciadas, sino disociadas.

Tanto la antigua como la moderna tecnología de la información parecen haber estado relacionadas a la idea de información como estructura estática. En el caso de la moderna, basada en la computación, la idea de bit cuantificable, desarrollada por Shannon, ha tenido un uso extremadamente eficiente. Esto puede haber hecho pensar que la disposición humana a ver la información como una cantidad mensurable, o una sustancia estática –manipulable, procesable, vendible y cobrable- está en la esencia de la tecnología moderna, ajena a la concepción dinámica de la causa formal. Pero es el mismo Miller, que comparte este juicio, quien propone un nuevo posible punto de encuentro entre ambos conceptos de información:

El rasgo más característico de la tecnología de la información contemporánea es (…) su propio hacerse autorregulado (…). Puesto que un programa de computación es capaz de dirigir las operaciones de la máquina (de distinguir, en cierto sentido, el significado de una pieza de información de la otra), la información basada en la tecnología de la computación implica no sólo información, sino también in-formación. Tal capacidad de “auto-organización” puede ser, quizá, considerado un reflejo o imitación tecnológica de aspectos inmensamente más sutiles y creativos de procesos de auto-organización de la naturaleza en su conjunto.

[…] El hecho de que algunos de estos científicos contemporáneos, como Hawkins, por ejemplo, aludan a un “significado original” de información, prueba que hay cierta conciencia de que existen ya, desde hace tiempo, los instrumentos conceptuales para describir la realidad dinámica en que consiste la actualización de la potencia cognoscitiva. Schement y Miller están en esta misma situación (y este último, con el problema explícitamente planteado). Los que se sirven del concepto autopoiesis, en cambio –es el caso de Jantsch y otros-, aunque intuyen certeramente que es necesario acudir a alguna idea de “información activa”, sufren las limitaciones que Maturana, su autor, impuso al neologismo: despojado de toda dimensión teleológica, se trata de auto-organización relativamente arbitraria, sin un telos que le otorgue sentido