COMIX KISS COMIX (close)

marzo 25, 2014

CC

http://www.elpais.com/fotografia/revista/agosto/paginas/Kiss/elpdia/20110827elpepirdv_4/Ies/

El final del sexo dibujado. Cierra ‘Kiss’, la revista decana de la historieta erótica en
España – En sus 20 años, publicó 239 números http://www.elpais.com/articulo/revista/agosto/final/sexo/dibujado/elpten/20110827elpepirdv_3/Tes

Triunfa el sexo dibujado, pero el de Japón, Hentai le llaman a ese tipo de manga; el comic español de sexo ya no se vende y cierra su edición

No. 239


VIOLENCIA

septiembre 29, 2013

Más seguras y más peligrosas ciudades de EE.UU., 2008

The following table ranks the safest and most dangerous cities in the United States as of 2008. El siguiente cuadro clasifica las ciudades más seguras y más peligrosas en los Estados Unidos a partir de 2008. The cities all have populations of more than 75,000. Las ciudades tienen poblaciones de más de 75.000. The rankings are based on a city’s rate for six crime categories: murder, rape, robbery, aggravated assault, burglary, and motor vehicle theft. Las clasificaciones se basan en un tipo de ciudad en seis categorías de delitos: asesinato, violación, robo, asalto agravado, robo y robo de vehículos de motor.

Safest Más segura Most dangerous Más peligrosa
Rank Fila City Ciudad Rank Fila City Ciudad Rank Fila City Ciudad Rank Fila City Ciudad
1. 1. Ramapo, NY Ramapo, NY 14. 14. Toms River Twnshp, NJ Twnshp Toms River, NJ 1. 1. New Orleans, La. Nueva Orleans, Luisiana 14. 14. Memphis, Tenn. Memphis, Tennessee
2. 2. Mission Viejo, Calif. Mission Viejo, California 15. 15. Cary, NC Cary, NC 2. 2. Camden, NJ Camden, NJ 15. 15. Youngstown, Ohio Youngstown, Ohio,
3. 3. O’Fallon, Mo. O’Fallon, Mo. 16. 16. Frisco, Tex. Frisco, Texas 3. 3. Detroit, Mich. Detroit, Michigan 16. 16. Atlanta, Ga. Atlanta, Georgia
4. 4. Newton, Mass. Newton, Massachusetts 17. 17. Sugar Land, Tex. Sugar Land, Texas 4. 4. St. Louis, Mo. St. Louis, Mo. 17. 17. Compton, Calif. Compton, California
5. 5. Brick Twnshp, NJ Twnshp Brick, NJ 18. 18. Thousand Oaks, Calif. Thousand Oaks, California 5. 5. Oakland, Calif. Oakland, California 18. 18. Orlando, Fla. Orlando, Florida
6. 6. Clarkstown, NY Clarkstown, Nueva York 19. 19. Round Rock, Tex. Round Rock, Texas 6. 6. Flint, Mich. Flint, Michigan 19. 19. Little Rock, Ark. Little Rock, Arkansas
7. 7. Amherst, NY Amherst, NY 20. 20. Orem, Utah Orem, Utah, 7. 7. Gary, Ind. Gary, Indiana 20. 20. Minneapolis, Minn. Minneapolis, Minn
8. 8. Greece, NY Grecia, NY 21. 21. Troy, Mich. Troy, Michigan 8. 8. Birmingham, Ala. Birmingham, Alabama 21. 21. Washington, DC Washington, DC,
9. 9. Allen, Tex. Allen, Texas 22. 22. Missouri City, Tex. Missouri City, Texas 9. 9. Richmond, Calif. Richmond, California 22. 22. Philadelphia, Pa. Philadelphia, Pa.
10. 10. Colonie, NY Colonie, NY 23. 23. Gilbert, Ariz. Gilbert, Arizona 10. 10. North Charleston, SC North Charleston, SC 23. 23. Jackson, Miss. Jackson, Mississippi
11. 11. Irvine, Calif. Irvine, California 24. 24. Canton Twnshp, Mich. Twnshp Canton, Michigan 11. 11. Cleveland, Ohio Cleveland, Ohio, 24. 24. Newark, NJ Newark, NJ
12. 12. Lake Forest, Calif. Lake Forest, California 25. 25. Cranston, RI Cranston, RI 12. 12. Baltimore, Md. Baltimore, Md. 25. 25. Milwaukee, Wis. Milwaukee, Wis
13. 13. Chino Hills, Calif. Chino Hills, California 13. 13. Miami Gardens, Fla. Miami Gardens, Florida, EE.UU.

Ciudad Juárez
2. Caracas
3. Nueva Orleans (EEUU)
4. Tijuana
5. Ciudad del Cabo (Sudáfrica)
6 Port Moresby (Papua Nueva Guinea)
7. San Salvador (El Salvador)
8. Medellin (colombia)
9. Baltimore (EEUU)
10. Bagdad http://www.forosperu.net/showthread.php?p=1174844


VARGAS LLOSA NO AL CAUDILLISMO

septiembre 28, 2013

¡Gol de Vargas Llosa!

El escritor peruano advierte contra la vuelta del caudillismo a Latinoamérica

http://www.elpais.com/articulo/cultura/Gol/Vargas/Llosa/elpepucul/20100130elpepucul_3/Tes

Un escritor sin inspiración. “Mi disciplina a la hora de escribir nació de la comprobación deprimente de que no tenía inspiración. Por eso me sirvió tanto descubrir, cuando llegué a París en 1959, a Flaubert y, sobre todo, su correspondencia. Flaubert empezó siendo un mal escritor, un mero imitador, y para llegar a ser el genio que fue se impuso una disciplina de galeote. Yo llegué a la conclusión de que si uno no tenía talento podía provocárselo a base de trabajo”.

Crisis social, salud artística. “Las sociedades inestables en las que se percibe una cierta inseguridad tienden a generar literaturas más ambiciosas que aquellas sociedades más estables en las que se percibe como algo pueril el deseo de llevar a cabo un gran proyecto novelesco. Por eso la literatura latinoamericana dio grandes frutos en los años 60, en un momento convulso en el que nadie apostaba por América Latina. Pero todo esto no es más que una tendencia y no una ley histórica, yo no creo en las leyes históricas. Además, en el arte siempre prima el elemento individual”.

Políticos y rufianes. “¿Por qué me presenté a la presidencia de Perú si le había hecho decir a uno de mis personajes que la política es un mundo de rufianes? Tal vez por la atracción del abismo, pero sobre todo porque no debemos sacar conclusiones de desdén aristocrático de esa frase. Eso sería hacer el avestruz. Cuanta más gente decente haya en la política más se adecentará ésta”.

Elogio de la imperfección. “Si fui mi crítico como opositor a Alan García en Perú y ahora no lo soy tanto es porque él piensa ahora cosas que yo pensaba entonces. En materia estética podemos ser intransigentes porque la imperfección es intolerable, pero en política eso es imposible. Hay que optar por el consenso y hacer concesiones, eso es la democracia, el menos malo de los sistemas. Los únicos que creen que la perfección es posible en política son los fanáticos”.

Diez años huérfano. “A mí me vacunó contra el fanatismo la mala relación que tuve con mi padre, un hombre muy autoritario al que conocí cuando tenía 10 años. Hasta entonces me habían ocultado que mi padre estaba vivo por la vergüenza familiar de decir que mi madre se había divorciado. Yo me había criado como un niño muy mimado y seguro que era engreído e insoportable, pero la aparición de mi padre fue brutal. Eso sí, reconozco que en mi propio trabajo hay una dosis de fanatismo, el de sacrificarlo casi todo en busca de la gran obra”.

Caudillo a la vista. Uno de los momentos cumbre de la charla fue la pregunta de Héctor Abad por las posibilidades de progreso en América Latina cuando proliferan tantos “caudillos que se hacen reelegir ,empiece su nombre por Ch, M o U”, dijo el escritor colombiano en alusión a Hugo Chávez, Evo Morales y Álvaro Uribe. La respuesta de Vargas Llosa fue igual de contundente: “Hay que acabar con los caudillos, que no son más que máquinas destructoras, y hay que aceptar esa cosa que a veces parece mediocre que es la democracia. Un escritor sabe lo importante que es la forma. Si se rompen las formas de la democracia lo que sufre es su contenido”.

Los riesgos del compromiso. “Ya sé que con mis opiniones políticas corro el riesgo de que me caricaturicen como imperialista y capitalista manchesteriano, pero asumo el riesgo. Por eso escribo en los periódicos, para matizar, y para que se entienda por qué hago lo que hago. Por ejemplo, apoyar a Piñera en Chile, el candidato conservador, porque me parece que la alternancia es importante. Lo conozco personalmente y sé que es un demócrata convencido que nunca apoyó a Pinochet. Por lo demás, él es católico y yo no, yo estoy a favor de los matrimonios homosexuales, el aborto y la eutanasia y él, no. Pero no puedo apoyar a alguien idéntico a mí porque no lo encontraría. La única manera de que no te caricaturicen es callarse y convertirse en un mirlo blanco. Prefiero que me ataquen y aportar mi grano de arena. Optar por una posición es optar por el riesgo. Por eso no entiendo a los intelectuales que prefieren los eslóganes a las ideas”.

Nueva novela. “En una biografía de Joseph Conrad me topé con un amigo suyo diplomático que le hizo ver la brutalidad que los colonizadores aplicaban en países productores de caucho como el Congo, un país del tamaño casi de Europa occidental que las potencias mundiales decidieron regalar a Leopoldo de Bélgica. Sin él El corazón de las tinieblas no sería como es porque hasta entonces la idea que Conrad tenía del Congo estaba manipulada por la propaganda del rey de los belgas. Me fascinó el personaje y ya tengo una primera versión del manuscrito de una novela en torno a él. Siempre me vienen así las ideas: la curiosidad dispara la ficción. ¿De dónde saco la energía para viajar, estudiar y entrevistar gente preparando los libros? De que en el fondo quiero ser un buen escritor. Pero no juguemos al niño digno: es un esfuerzo, pero, sobre todo, un enorme placer”.

 


MODERNIDAD LÍQUIDA (cultura e incertidumbre en el nuevo capitalismo Sygmunt Bauman)

septiembre 20, 2013

Entrevista a Sygmunt Bauman por Héctor Pavón Traducción de Joaquin Ibarburu
http://aquevedo.wordpress.com/2009/08/26/sygmunt-bauman-modernidad-liquida-cultura-e-incertidumbre-en-el-nuevo-capitalismo/
El sociólogo que sacudió a las ciencias sociales con su concepto de “modernidad líquida” advierte, en una entrevista exclusiva, que hay un temible divorcio entre poder y política, socios hasta hoy inseparables en el estado-nación. En todo el mundo, dice, la población se divide en barrios cerrados, villas miseria y quienes luchan por ingresar o no caer en uno de esos guetos. Aún no llegamos al punto de no retorno, dice con un toque de optimismo.
How to spend it…. Cómo gastarlo. Ese es el nombre de un suplemento del diario británico Financial Times. Ricos y poderosos lo leen para saber qué hacer con el dinero que les sobra. Constituyen una pequeña parte de un mundo distanciado por una frontera infranqueable. En ese suplemento alguien escribió que en un mundo en el que “cualquiera” se puede permitir un auto de lujo, aquellos que apuntan realmente alto “no tienen otra opción que ir a por uno mejor…” Esta cosmovisión le sirvió a Zygmunt Bauman para teorizar sobre cuestiones imprescindibles y así intentar comprender esta era. La idea de felicidad, el mundo que está resurgiendo después de la crisis, seguridad versus libertad, son algunas de sus preocupaciones actuales y que explica en sus recientes libros: Múltiples culturas, una sola humanidad (Katz editores) y El arte de la vida (Paidós). “No es posible ser realmente libre si no se tiene seguridad, y la verdadera seguridad implica a su vez la libertad”, sostiene desde Inglaterra por escrito.
Bauman nació en Polonia pero se fue expulsado por el antisemitismo en los 50 y recaló en los 60 en Gran Bretaña. Hoy es profesor emérito de la Universidad de Leeds. Estudió las estratificaciones sociales y las relacionó con el desarrollo del movimiento obrero. Después analizó y criticó la modernidad y dio un diagnóstico pesimista de la sociedad. Ya en los 90 teorizó acerca de un modo diferente de enfocar el debate cuestionador sobre la modernidad. Ya no se trata de modernidad versus posmodernidad sino del pasaje de una modernidad “sólida” hacia otra “líquida”. Al mismo tiempo y hasta el presente se ocupó de la convivencia de los “diferentes”, los “residuos humanos” de la globalización: emigrantes, refugiados, parias, pobres todos. Sobre este mundo cruel y desigual versó este diálogo con Bauman.
Uno de sus nuevos libros se llama Múltiples culturas, una sola humanidad. ¿Hay en este concepto una visión “optimista” del mundo de hoy?
Ni optimista ni pesimista… Es sólo una evaluación sobria del desafío que enfrentamos en el umbral del siglo XXI. Ahora todos estamos interconectados y somos interdependientes. Lo que pasa en un lugar del globo tiene impacto en todos los demás, pero esa condición que compartimos se traduce y se reprocesa en miles de lenguas, de estilos culturales, de depósitos de memoria. No es probable que nuestra interdependencia redunde en una uniformidad cultural. Es por eso que el desafío que enfrentamos es que estamos todos, por así decirlo, en el mismo barco; tenemos un destino común y nuestra supervivencia depende de si cooperamos o luchamos entre nosotros. De todos modos, a veces diferimos mucho en algunos aspectos vitales. Tenemos que desarrollar, aprender y practicar el arte de vivir con diferencias, el arte de cooperar sin que los cooperadores pierdan su identidad, a beneficiarnos unos de otros no a pesar de, sino gracias a nuestras diferencias.
Es paradójico, pero mientras se exalta el libre tránsito de mercancías, se fortalecen y construyen fronteras y muros. ¿Cómo se sobrevive a esta tensión?
Eso sólo parece ser una paradoja. En realidad, esa contradicción era algo esperable en un planeta donde las potencias que determinan nuestra vida, condiciones y perspectivas son globales, pueden ignorar las fronteras y las leyes del estado, mientras que la mayor parte de los instrumentos políticos sigue siendo local y de una completa inadecuación para las enormes tareas a abordar. Fortificar las viejas fronteras y trazar otras nuevas, tratar de separarnos a “nosotros” de “ellos”, son reacciones naturales, si bien desesperadas, a esa discrepancia. Si esas reacciones son tan eficaces como vehementes es otra cuestión. Las soberanías locales territoriales van a seguir desgastándose en este mundo en rápida globalización.
Hay escenas comunes en Ciudad de México, San Pablo, Buenos Aires: de un lado villas miseria; del otro, barrios cerrados. Pobres de un lado, ricos del otro. ¿Quiénes quedan en el medio?
¿Por qué se limita a las ciudades latinoamericanas? La misma tendencia prevalece en todos los continentes. Se trata de otro intento desesperado de separarse de la vida incierta, desigual, difícil y caótica de “afuera”. Pero las vallas tienen dos lados. Dividen el espacio en un “adentro” y un “afuera”, pero el “adentro” para la gente que vive de un lado del cerco es el “afuera” para los que están del otro lado. Cercarse en una “comunidad cerrada” no puede sino significar también excluir a todos los demás de los lugares dignos, agradables y seguros, y encerrarlos en sus barrios pobres. En las grandes ciudades, el espacio se divide en “comunidades cerradas” (guetos voluntarios) y “barrios miserables” (guetos involuntarios). El resto de la población lleva una incómoda existencia entre esos dos extremos, soñando con acceder a los guetos voluntarios y temiendo caer en los involuntarios.
¿Por qué se cree que el mundo de hoy padece una inseguridad sin precedentes? ¿En otras eras se vivía con mayor seguridad?
Cada época y cada tipo de sociedad tiene sus propios problemas específicos y sus pesadillas, y crea sus propias estratagemas para manejar sus propios miedos y angustias. En nuestra época, la angustia aterradora y paralizante tiene sus raíces en la fluidez, la fragilidad y la inevitable incertidumbre de la posición y las perspectivas sociales. Por un lado, se proclama el libre acceso a todas las opciones imaginables (de ahí las depresiones y la autocondena: debo tener algún problema si no consigo lo que otros lograron ); por otro lado, todo lo que ya se ganó y se obtuvo es nuestro “hasta nuevo aviso” y podría retirársenos y negársenos en cualquier momento. La angustia resultante permanecería con nosotros mientras la “liquidez” siga siendo la característica de la sociedad. Nuestros abuelos lucharon con valentía por la libertad. Nosotros parecemos cada vez más preocupados por nuestra seguridad personal… Todo indica que estamos dispuestos a entregar parte de la libertad que tanto costó a cambio de mayor seguridad.
Esto nos llevaría a otra paradoja. ¿Cómo maneja la sociedad moderna la falta de seguridad que ella misma produce?
Por medio de todo tipo de estratagemas, en su mayor parte a través de sustitutos. Uno de los más habituales es el desplazamiento/trasplante del terror a la globalización inaccesible, caótica, descontrolada e impredecible a sus productos: inmigrantes, refugiados, personas que piden asilo. Otro instrumento es el que proporcionan las llamadas “comunidades cerradas” fortificadas contra extraños, merodeadores y mendigos, si bien son incapaces de detener o desviar las fuerzas que son responsables del debilitamiento de nuestra autoestima y actitud social, que amenazan con destruir. En líneas más generales: las estratagemas más extendidas se reducen a la sustitución de preocupaciones sobre la seguridad del cuerpo y la propiedad por preocupaciones sobre la seguridad individual y colectiva sustentada o negada en términos sociales.
¿Hay futuro? ¿Se puede pensarlo? ¿Existe en el imaginario de los jóvenes?
El filósofo británico John Gray destacó que “los gobiernos de los estados soberanos no saben de antemano cómo van a reaccionar los mercados (…) Los gobiernos nacionales en la década de 1990 vuelan a ciegas.” Gray no estima que el futuro suponga una situación muy diferente. Al igual que en el pasado, podemos esperar “una sucesión de contingencias, catástrofes y pasos ocasionales por la paz y la civilización”, todos ellos, permítame agregar, inesperados, imprevisibles y por lo general con víctimas y beneficiarios sin conciencia ni preparación. Hay muchos indicios de que, a diferencia de sus padres y abuelos, los jóvenes tienden a abandonar la concepción “cíclica” y “lineal” del tiempo y a volver a un modelo “puntillista”: el tiempo se pulveriza en una serie desordenada de “momentos”, cada uno de los cuales se vive solo, tiene un valor que puede desvanecerse con la llegada del momento siguiente y tiene poca relación con el pasado y con el futuro. Como la fluidez endémica de las condiciones tiene la mala costumbre de cambiar sin previo aviso, la atención tiende a concentrarse en aprovechar al máximo el momento actual en lugar de preocuparse por sus posibles consecuencias a largo plazo. Cada punto del tiempo, por más efímero que sea, puede resultar otro “big bang”, pero no hay forma de saber qué punto con anticipación, de modo que, por las dudas, hay que explorar cada uno a fondo.
Es una época en la que los miedos tienen un papel destacado. ¿Cuáles son los principales temores que trae este presente?
Creo que las características más destacadas de los miedos contemporáneos son su naturaleza diseminada, la subdefinición y la subdeterminación, características que tienden a aparecer en los períodos de lo que puede llamarse un “interregno”. Antonio Gramsci escribió en Cuadernos de la cárcel lo siguiente: “La crisis consiste precisamente en el hecho de que lo viejo está muriendo y lo nuevo no puede nacer: en este interregno aparece una gran variedad de síntomas mórbidos”. Gramsci dio al término “interregno” un significado que abarcó un espectro más amplio del orden social, político y legal, al tiempo que profundizaba en la situación sociocultural; o más bien, tomando la memorable definición de Lenin de la “situación revolucionaria” como la situación en la que los gobernantes ya no pueden gobernar mientras que los gobernados ya no quieren ser gobernados, separó la idea de “interregno” de su habitual asociación con el interludio de la trasmisión (acostumbrada) del poder hereditario o elegido, y lo asoció a las situaciones extraordinarias en las que el marco legal existente del orden social pierde fuerza y ya no puede mantenerse, mientras que un marco nuevo, a la medida de las nuevas condiciones que hicieron inútil el marco anterior, está aún en una etapa de creación, no se lo terminó de estructurar o no tiene la fuerza suficiente para que se lo instale. Propongo reconocer la situación planetaria actual como un caso de interregno.
De hecho, tal como postuló Gramsci, “lo viejo está muriendo”. El viejo orden que hasta hace poco se basaba en un principio igualmente “trinitario” de territorio, estado y nación como clave de la distribución planetaria de soberanía, y en un poder que parecía vinculado para siempre a la política del estado-nación territorial como su único agente operativo, ahora está muriendo. La soberanía ya no está ligada a los elementos de las entidades y el principio trinitario; como máximo está vinculada a los mismos pero de forma laxa y en proporciones mucho más reducidas en dimensiones y contenidos. La presunta unión indisoluble de poder y política, por otro lado, está terminando con perspectivas de divorcio. La soberanía está sin ancla y en flotación libre. Los estados-nación se encuentran en situación de compartir la compañía conflictiva de aspirantes a, o presuntos sujetos soberanos siempre en pugna y competencia, con entidades que evaden con éxito la aplicación del hasta entonces principio trinitario obligatorio de asignación, y con demasiada frecuencia ignorando de manera explícita o socavando de forma furtiva sus objetos designados. Un número cada vez mayor de competidores por la soberanía ya excede, si no de forma individual sin duda de forma colectiva, el poder de un estado-nación medio (las compañías comerciales, industriales y financieras multinacionales ya constituyen, según Gray, “alrededor de la tercera parte de la producción mundial y los dos tercios del comercio mundial”).
La “modernidad líquida”, como un tiempo donde las relaciones sociales, económicas, discurren como un fluido que no puede conservar la forma adquirida en cada momento, ¿tiene fin?
Es difícil contestar esa pregunta, no sólo porque el futuro es impredecible, sino debido al “interregno” que mencioné antes, un lapso en el que virtualmente todo puede pasar pero nada puede hacerse con plena seguridad y certeza de éxito. En nuestros tiempos, la gran pregunta no es “¿qué hace falta hacer?”, sino “¿quién puede hacerlo?” En la actualidad hay una creciente separación, que se acerca de forma alarmante al divorcio, entre poder y política, los dos socios aparentemente inseparables que durante los dos últimos siglos residieron –o creyeron y exigieron residir– en el estado nación territorial. Esa separación ya derivó en el desajuste entre las instituciones del poder y las de la política. El poder desapareció del nivel del estado nación y se instaló en el “espacio de flujos” libre de política, dejando a la política oculta como antes en la morada que se compartía y que ahora descendió al “espacio de lugares”. El creciente volumen de poder que importa ya se hizo global. La política, sin embargo, siguió siendo tan local como antes. Por lo tanto, los poderes más relevantes permanecen fuera del alcance de las instituciones políticas existentes, mientras que el marco de maniobra de la política interna sigue reduciéndose. La situación planetaria enfrenta ahora el desafío de asambleas ad hoc de poderes discordantes que el control político no limita debido a que las instituciones políticas existentes tienen cada vez menos poder. Estas se ven, por lo tanto, obligadas a limitar de forma drástica sus ambiciones y a “transferir” o “tercerizar” la creciente cantidad de funciones que tradicionalmente se confiaba a los gobiernos nacionales a organizaciones no políticas. La reducción de la esfera política se autoalimenta, así como la pérdida de relevancia de los sucesivos segmentos de la política nacional redunda en el desgaste del interés de los ciudadanos por la política institucionalizada y en la extendida tendencia a reemplazarla con una política de “flotación libre”, notable por su carácter expeditivo, pero también por su cortoplacismo, reducción a un único tema, fragilidad y resistencia a la institucionalización.
¿Cree que esta crisis global que estamos padeciendo puede generar un nuevo mundo, o al menos un poco diferente?
Hasta ahora, la reacción a la “crisis del crédito”, si bien impresionante y hasta revolucionaria, es “más de lo mismo”, con la vana esperanza de que las posibilidades vigorizadoras de ganancia y consumo de esa etapa no estén aún del todo agotadas: un esfuerzo por recapitalizar a quienes prestan dinero y por hacer que sus deudores vuelvan a ser confiables para el crédito, de modo tal que el negocio de prestar y de tomar crédito, de seguir endeudándose, puedan volver a lo “habitual”. El estado benefactor para los ricos volvió a los salones de exposición, para lo cual se lo sacó de las dependencias de servicio a las que se había relegado temporalmente sus oficinas para evitar comparaciones envidiosas.
Pero hay individuos que padecen las consecuencias de esta crisis de los que poco se habla. Los protagonistas visibles son los bancos, las empresas…
Lo que se olvida alegremente (y de forma estúpida) en esa ocasión es que la naturaleza del sufrimiento humano está determinada por la forma en que las personas viven. El dolor que en la actualidad se lamenta, al igual que todo mal social, tiene profundas raíces en la forma de vida que aprendimos, en nuestro hábito de buscar crédito para el consumo. Vivir del crédito es algo adictivo, más que casi o todas las drogas, y sin duda más adictivo que otros tranquilizantes que se ofrecen, y décadas de generoso suministro de una droga no pueden sino derivar en shock y conmoción cuando la provisión se detiene o disminuye. Ahora nos proponen la salida aparentemente fácil del shock que padecen tanto los drogadictos como los vendedores de drogas: la reanudación del suministro de drogas. Hasta ahora no hay muchos indicios de que nos estemos acercando a las raíces del problema. En el momento en que se lo detuvo ya al borde del precipicio mediante la inyección de “dinero de los contribuyentes”, el banco TSB Lloyds empezó a presionar al Tesoro para que destinara parte del paquete de ahorro a los dividendos de los accionistas. A pesar de la indignación oficial, el banco procedió impasible a pagar bonificaciones cuyo monto obsceno llevó al desastre a los bancos y sus clientes. Por más impresionantes que sean las medidas que los gobiernos ya tomaron, planificaron o anunciaron, todas apuntan a “recapitalizar” los bancos y permitirles volver a la “actividad normal”: en otras palabras, a la actividad que fue la principal responsable de la crisis actual. Si los deudores no pudieron pagar los intereses de la orgía de consumo que el banco inspiró y alentó, tal vez se los pueda inducir/obligar a hacerlo por medio de impuestos pagados al estado. Todavía no empezamos a pensar con seriedad en la sustentabilidad de nuestra sociedad de consumo y crédito. La “vuelta a la normalidad” anuncia una vuelta a las vías malas y siempre peligrosas. De todo modos todavía no llegamos al punto en que no hay vuelta atrás; aún hay tiempo (poco) de reflexionar y cambiar de camino; todavía podemos convertir el shock y la conmoción en algo beneficioso para nosotros y para nuestros hijos


LA RED INTERNET INSTRUMENTO POLÍTICO

agosto 13, 2012

Por: Sophia Rodríguez Pouget http://www.eltiempo.com/culturayocio/lecturas/ARTICULO-WEB-PLANTILLA_NOTA_INTERIOR-5960107.html
Uno de los aspectos más importantes de Internet es su concepto democrático. No es algo restringido, ni exclusivo, ni costoso en general, sin embargo en muchas partes sigue siendo algo de difícil acceso. ¿Cómo ve su futuro frente a obstáculos socioeconómicos de muchas poblaciones? ¿Cuál es el principal reto de Internet para lograr su plena democratización o acceso universal?
Una de las razones por las que Internet es un medio tan abierto es porque proviene de la tradición académica, y quienes lo construyeron lo hicieron para intercambiar conocimiento con facilidad. Como mecanismo para la democracia o para el intercambio democrático, es muy positivo, siempre y cuando se siga dejando abierto por parte de proveedores y gobiernos. Sin embargo, en el mundo hay todavía gobiernos a los que no les gusta ese intercambio abierto de información y tratan de suprimirlo, cuando es algo esencial en la vida individual y social.
Claro que ese carácter abierto de Internet lo convierte también en un entorno en el que circula todo tipo de información, lo que implica enseñarle a la gente a ser responsable frente a los contenidos que circulan, a revisar críticamente la información porque toda fuente es susceptible de equivocarse con o sin intención. De hecho entre científicos sabemos que hasta la ciencia vive creando nuevos datos y reevaluándolos muchas veces.
¿La pregunta inevitable es si Internet terminará absorbiendo a los demás medios o si cada uno logrará mantener su independencia?
Que surja un nuevo medio no significa que los anteriores deban desaparecer. Muchas veces hasta les resulta benéfico porque les abre nuevos campos de negocio. Cada medio llena un nicho. El entorno en línea tiene, sin duda, una ventaja económica muy fuerte frente a los demás medios porque no implica los costos de materias primas, impresión, transporte, distribución, etc., que tienen los medios impresos, por ejemplo.
Es ahí donde vemos que esta tecnología con una nueva economía obliga al negocio de las noticias a adaptarse al cambio. Pero eso no quiere decir que el papel o los periódicos van a desaparecer. Lo que tendrán que hacer es encontrar nuevos modelos de negocio que los hagan sostenibles.
De hecho la mayoría de impresos no vive de sus suscripciones sino de su publicidad. No veo por qué ahora no podrían seguir siendo creativos en ese sentido como lo han sido siempre. Internet permite subir videos, audios, información y la publicidad es una buena forma de monetizar eso. Muchos periódicos brindan información tanto en papel como en línea y a este último le ponen más información. Pero si esa información no va quedando en línea, pierden una gran oportunidad de negocio porque a un gran número le interesa es mirar información de días, meses o años pasados y al abrirlos podrían ir acompañados de publicidad.
Es decir, se puede monetizar el archivo. La interacción en Internet no se da sólo con lo presente sino en una gran parte con lo que ya pasó y no hay que desaprovecharlo.
¿Qué desafíos le esperan a Internet como herramienta democrática y plataforma útil para un sistema electoral como dispositivo para votar?
Internet es, sin duda, un poderoso instrumento político. En E.U. en las campañas de 2000 vimos cómo se empezó a utilizar la aplicación Meetup para que quienes se reunían en grupos pudieran organizarse y trabajar por sus candidatos. La campaña de Obama utilizó internet intensamente para organizar a las personas a trabajar juntas. Eso funcionó tan bien que la gente que hizo parte de su campaña ahora quiere seguir unida para ayudarle a cumplir sus objetivos como presidente.
La Casa Blanca sigue pensando cómo hacer eso de manera efectiva. De hecho su jefe de información, viendo ese gran potencial de compartir información de gobierno, ha estado analizando el modelo del Distrito de Columbia que tiene disponible mucha información en línea. También en E.U. hay una ley que muchos utilizan para exigir acceso a información de gobierno. Hace unos días encontré en la Red una información top secret de Estado que hoy está desclasificada y disponible. Quienes acostumbran hacer negocios en línea las 24 horas ya están exigiéndoles a los gobiernos seguir al sector privado siendo más efectivos y estando disponibles las 24 horas, lo que ejerce aún más presión en el proceso democrático. Espero que se llegue pronto al sistema de votos en línea porque ya fue absurdo cuando E.U. tardó más de un mes en dar resultados electorales existiendo mecanismos que podrían arrojarlos en segundos.
¿Es difícil manejar en ese entorno el concepto de transparencia?
Para algunos regímenes la transparencia va a ser difícil de aceptar, pero la terminarán aceptando por la presión de sus mismos pueblos, al menos en países que deberían ser democráticos. El derecho de hablar sobre el gobierno es algo sano e importante e internet es clave en ese sentido. Es esencial que haya un ambiente sano en el mundo de las noticias en línea porque esto disciplina un gobierno democrático y los ciudadanos deben tener derecho a hablar sobre el gobierno, e Internet ha crecido bastante en ese sentido. Podrá no gustarles a algunos gobiernos, pero la tecnología es algo difícil de parar.
Muchos expertos consideran que Internet debería ser un servicio público básico, como el agua o la electricidad.  Incluso que debería ser gratuito como la Tv pública, por ejemplo.
El costo de operar Internet tiene que pagarse de alguna manera, y los usuarios deben ser conscientes de eso. La publicidad es una buena forma de pagarlo, pero es posible que en algunos países el sector privado no alcance a pagar todo y que el gobierno deba entrar a asumir algunos gastos para poder brindarle acceso universal a su población. Hay infinitos modelos de negocios que pueden funcionar, e Internet tiene la suficiente flexibilidad para desarrollarlos. Hay cadenas de restaurantes o cafés, por ejemplo, que brindan el servicio gratis y lo que la gente paga es el café o la comida.
¿Cuál es el mayor cambio que va a generar Internet en la cotidianidad en los próximos años? ¿Qué podremos hacer a corto plazo que hoy no estemos haciendo con la Red?
Lo que viene es un vínculo cada vez más estrecho entre Internet y telefonía móvil. Es decir que el celular se va a convertir en el ‘controlador’ de todo, en el ‘control remoto’ de la casa, en el centro de operaciones de muchos temas de nuestra cotidianidad.
Todas las funciones de la casa, del carro, del trabajo, terminarán manejados a larga distancia sobre la plataforma Internet, lo que implica que contaremos con una gran cantidad de sistemas sensores que permitirán programar y manejar, mediante el celular, electrodomésticos, sistemas de seguridad, horarios de encendido y apagado de aparatos, etc., como tener a mano toda la información que necesitemos para viajar, hacer reservaciones, saber qué electrodomésticos consumen más electricidad, alertarnos sobre los estados del carro, de nuestra salud, en fin, poner en marcha todo lo material que hace parte de nuestra cotidianidad y monitorearlo mediante medidores que estarán retroalimentándonos constantemente. Eso nos va a llevar a reevaluar nuestro sistema de vida en muchos aspectos.
¿Hay algún medio de comunicación mejor que Internet por descubrir?
Claro que sí. De hecho hoy no podemos oler, tocar, degustar ni sentir a través de Internet. Pienso que algo parecido a la telepatía o a algo así debe estar por descubrirse, es decir la posibilidad de acceder de alguna forma con nuestros sentidos, y lo digo muy en serio


Nominados a los Grammy 2010

diciembre 5, 2009

La Academia de la Grabación anunció la lista de candidatos para la 52 edición de los Grammy 2010
Beyoncé se convirtió en la figura principal de la versión número 52 de los Premios Grammy.
El disco ‘I Am… Sasha Fierce’ de Beyoncé se alzó con 10 postulaciones a los máximos premios entre ellas Grabación del Año, con el tema ‘Halo’, y Canción del Año, con ‘Single Ladies’. La joven cantante y compositora de música country Taylor Swif.
La joven cantante y compositora de música country Taylor Swif
Canción del año:
– Poker Face – Lady Gaga
– Pretty Wings – Maxwell
– Single Ladies (Put A Ring On It) – Beyoncé
– Use Somebody – Kings of Leon
– You Belong With Me – Taylor Swift
Mejor interpretación Pop por un dúo o grupo:
– Black Eyed Peas – “I Gotta Feeling”
– Bon Jovi – “We Weren’t Born to Follow”
– The Fray – “Never Say Never”
– Daryl Hall and John Oates – “Sara Smile”
– MGMT – “Kids”

Mejor álbum de Rock:
– Black Ice – AC/DC
– Live From Madison Square Garden – Eric Clapton & Steve Winwood
– 21st Century Breakdown – Green Day
– Big Whiskey And The Groogrux King – Dave Matthews Band
– No Line On The Horizon – U2
Mejor interpretación Rap:
– Best I Ever Had – Drake
– Beautiful – Eminem
– D.O.A. (Death Of Auto-Tune) – Jay-Z
– Day ‘N’ Nite – Kid Cudi
– Casa Bey – Mos Def
Mejor interpretación Country por un dúo o grupo:
– Cowgirls Don’t Cry – Brooks & Dunn
– Chicken Fried – Zac Brown Band
– I Run To You – Lady Antebellum
– Here Comes Goodbye – Rascal Flatts
– It Happens – Sugarland

Grabación del año:
– Halo – Beyoncé
– I Gotta Feeling – The Black Eyed Peas
– Use Somebody – Kings Of Leon
– Poker Face – Lady Gaga
– You Belong With Me – Taylor Swift

Para conocer el listado completo con las 109 categorías visite la página de los Grammy: http://www.grammy.com/grammy_Awards/52nd_show/list.aspx